www.diariocritico.com
Crítica de la obra 'Resilienza D'Amore': el yo dadaísta de Rossy de Palma

Crítica de la obra 'Resilienza D'Amore': el yo dadaísta de Rossy de Palma

domingo 06 de diciembre de 2020, 10:51h

La que un día fuera chica Almodóvar en la época de la Movida madrileña se ha reinventado como performer dadaísta y vuelve a Madrid, esta vez a los Teatros del Canal con una versión revisitada de 'Resilienza D’amore (#Mipiaccenonmipiacce)’, espectáculo de poesía visual dadaísta que ya estuvo en el Teatro Español de la capital. Se trata de un soliloquio de poesía visual y musical que fue encargado por el Teatro Piccolo de Milán y que gira sobre el amor y la necesidad de afrontar las adversidades, y de ahí su título, Resilienza D’Amore. Estará únicamente los días 4, 5 y 6 en la Sala Negra.

Con una pantalla al fondo, y varias docenas de prendas, zapatos y complementos colgados en ambos extremos del escenario, Rossy de Palma cambia de atuendo frente al público tras cada una de las performances que ha ideado y discurre parsimoniosa, ausente o ensimismada al son de varias piezas musicales que ella misma ha elegido.

El espectáculo -por cierto, falto de ritmo y, al menos el día del estreno, con varios desajustes de sonido e iluminación-, está salteado de frecuentes referencias picassianas, dalinianas y surrealistas. Especialmente en el sketch del “bazar chino” en el que De Palma inventa nuevos usos de objetos diversos: un huevo de jade para hacer gimnasia vaginal, una pandereta como collar masai, un abanico de plumas como utensilio de autocaricias, una langosta ‘valeriana’ que “donde te la pongas está bien”, un reloj de cuco para demostrar la relatividad del tiempo…

La artista confiesa en la presentación del mismo que con él busca “desmenuzar, descubrir lo que se esconde tras la apariencia de las cosas”. Ahondar en su esencia más profunda, ir deshojando las capas de la vida como si esta no fuera más que una cebolla en cuyo interior no queda más que el dolor y las lágrimas que habremos ido vertiendo en su transcurso.

La propuesta está atravesada de principio a fin con músicas que van desde Verdi, Berlioz o Mozart hasta Adanowsky, Alberto Iglesias, Xabier Sabata, pasando por Rene Aubrey, Björk, Carles Santos, Travelling Lady y Ornella Vanoni. Un abanico musical ecléctico que sirve de fondo a la expresión de los sentimientos más íntimos de De Palma con los que la artista parece invitar a los espectadores a buscarse a sí mismos más que a entender racionalmente cuanto presencian en escena.

La propuesta, desde luego, está orientada más a atraer a los seguidores y admiradores de Rossy de Palma que al espectador habitual de teatro y, menos aún, al gran público.

'Resilienza D’Amore (#Mipiaccenonmipiacce)’

Idea, dirección, interpretación e iluminación: Rossy de Palma

Dirección artística: Pi Piquer y Rossy de Palma

Iluminación: Cube

Teatros del Canal, Madrid

4, 5 y 6 de diciembre de 2020

¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)

+

0 comentarios