www.diariocritico.com
Crítica de la obra de teatro 'Los nocturnos': un huracán irrefrenable de vida, pasión, amor y muerte
Ampliar
(Foto: José Alberto Puertas)

Crítica de la obra de teatro 'Los nocturnos': un huracán irrefrenable de vida, pasión, amor y muerte

viernes 24 de junio de 2022, 19:00h

Dos siglos después de que se produjese el apasionado encuentro entre la escritora George Sand -seudónimo de Amantine Aurore Lucile Dupin (1804-1876)-, y el pianista y compositor Frédéric Chopin (1810-1849), sube a las tablas de la Sala Margarita Xirgu del Teatro Español de Madrid una estupenda propuesta escénica que recrea con extrema sensibilidad y acierto su íntima relación, hermosa y tortuosa a la vez.

Se trata de ‘Los nocturnos’, a partir de un romántico texto surgido de la pluma de la dramaturga canaria Irma Correa, que ha dirigido Magüi Mira y que protagonizan Marta Etura y Jorge Bedoya.

El personaje de George Sand que levanta Marta Etura es un prodigio de sensualidad, de fuerza, de dulzura, de pasión, de belleza y de decisión. Mujer separada, dos hijos, mil amantes y, en pleno siglo XIX, vistiendo como un hombre escandalizó primero a los parisinos, para que muy pronto estos dejaran de mirarla como mujer porque se había mimetizado con los varones de la época ahuyentando así sus miradas lascivas sobre ella, que es lo que buscaba en última instancia.

Jorge Bedoya, por su parte, construye un Frédéric Chopin dubitativo, enfermizo, tímido patológico, voluble, contradictorio, caprichoso y tirano en sus momentos de mayor debilidad. Su tuberculosis le hacía pasar angustiosos episodios de falta de aire que solo podía combatir ante el teclado del piano y con su infinito afán de creación que lo llevó a componer algunas de las piezas más hermosas creadas por músico alguno hasta entonces. Magnífico Jorge no solo como actor sino también como músico revolucionario.

Se presenta ante el espectador como un hombre frágil y apasionado al tiempo que interpreta varios de los Nocturnos –esas composiciones musicales que parecen una descripción perfecta de un orgasmo-, del músico polaco con auténtica maestría. El encuentro en un mismo tiempo y en un mismo espacio de los dos genios del arte constituye un verdadero huracán de pasiones sexuales, sin límite, sin freno alguno, ni personal ni social.

La mirada de Magüi Mira, lúcida, delicada y firme a la vez, levanta un espectáculo lleno de romanticismo, preciso y emocionante.

Además de los dos intérpretes, esenciales en la consecución del objetivo de la directora de la propuesta, son también decisivos la escenografía diseñada por Estudio dedos (Curt Allen Wilmer y Leticia Gañán), que presenta un escenario vacío en el que solo hay un piano colocado a la izquierda de un suelo que crea una sensación de infinito; la poética iluminación de José Manuel Guerra; el primoroso vestuario de Helena Sanchis –el vaporoso vestido de Aurore parece salido de un cuento de hadas-; el sonido de Jorge Muñoz; la coreografía de Mónica Runde, así como la música de Frédéric Chopin y el piano y las composiciones originales de Jorge Bedoya. El conjunto constituye un verdadero prodigio artístico y creativo sobre las tablas que zambullen al espectador en una realidad de ensueño romántico.

Palabra, música y emociones discurren juntas durante más de 70 minutos en una propuesta teatral atravesada por la música de Chopin. Las relaciones entre la escritora y el músico fueron tan cortas como tumultuosas e intensas y dejaron una huella indeleble desde Nohant -residencia de verano de George Sand-, hasta París o la isla de Mallorca. Frederic Chopin murió cuando solo tenía 39 años y, aunque Aurore quiso despedirse de él, tras varios años ya separados, finalmente no pudo cumplir sus deseos porque el músico o su entorno se lo impidieron.

La propuesta escénica es una verdadera delicia para los sentidos y es de esas que te obligan acudir más de una vez a degustarla. Imperdible

‘Los nocturnos’

De: Irma Correa

Dirección: Magüi Mira

Con: Marta Etura y Jorge Bedoya

Diseño de iluminación: José Manuel Guerra

Diseño de espacio escénico: Estudiodedos: Curt Allen Wilmer y Leticia Gañán (AAPEE)

Diseño de vestuario: Helena Sanchis

Diseño de sonido: Jorge Muñoz

Movimiento: Mónica Runde

Música: Frédéric Chopin

Piano y composiciones originales: Jorge Bedoya

Ayudante de dirección: Jorge Muñoz

Una producción de Bitò y Teatro Español

Teatro Español, Madrid

Hasta el 17 de julio de 2022

¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)

+
0 comentarios