www.diariocritico.com
     9 de mayo de 2021

fin de ETA

Cada mañana durante la última semana, María Dolores García Rodríguez y Concepción García Ávila se concentran a las puertas del Ministerio del Interior para solicitar una reunión con el ministro Juan Ignacio Zoido. Ambas son viudas y víctimas de ETA, que en 1982 asesinó en Rentería a sus maridos, los agentes de la Policía Nacional, Antonio Cedillo y Alfonso López. Tras una semana sin respuesta alguna, han registrado una nueva carta este jueves en el Ministerio en la que denuncian "la no reparación de las víctimas del terrorismo".

> Se comprometen a reparar a "todas las víctimas, sea cual sea la causa de su victimización"

Uxue Barkos e Íñigo Urkullu, presidentes regionales de Navarra y País Vasco respectivamente, han escenificado una postura oficial común ante la disolución de ETA. Ha sido a través de una declaración conjunta en la que apelan a la "memoria crítica" del pasado y presionan para modificar la política de dispersión de presos terroristas.

En la localidad vascofrancesa de Cambo-les-Bains, se ha escenificado el fin a ETA tras una negra historia que deja tras de sí 829 muertos. Los observadores internacionales han certificado la disolución de la banda, han guardado silencio por "todas las víctimas del conflicto" y han reclamado diálogo al Gobierno para encauzar un proceso de paz sin olvidarse de "presos" y "huidos".

ETA ha difundido este jueves el comunicado en el que anuncia su disolución y el "fin de su ciclo histórico y su función", aunque ha eludido hacer autocrítica o pedir perdón a las víctimas. El PNV ha calificado de "positiva" la noticia del fin de ETA, mediante un comunicado que "durante muchos años, demasiados, esperábamos los vascos: el de su disolución unilateral, efectiva y definitiva". Para el portavoz del PNV, Joseba Egibar, esta noticia supone un "cambio radical con respecto a su actiidad durante 59 años".

El presidente del Gobierno, Mariano Rajoy ha reiterado que "haga lo que haga ETA, no va a encontrar ningún resquicio para la impunidad de sus crímenes", ya que "ni sus crímenes ni la acción de la Justicia desaparecen". Ante el comunicado final de la banda terrorista vasca, en el que confirma su disolución pero elude hacer aurocrítica, Rajoy ha asegurado que se trata de "palabrería y operaciones de propaganda", al tiempo que ha proclamado que "ETA ha sido derrotada por la acción del estado de Derecho y por la fortaleza de la democracia".

> Exigen que se investiguen los crímenes aún no resueltos por los terroristas y que sigan perseguidos

Los dirigentes de ETA remitieron una carta a instituciones y colectivos sociales y económicos del País Vasco, fechada el 16 de abril, en la que anuncian el desmantelamiento de todas sus estructuras y dan por terminado su "ciclo histórico". Si bien ETA insiste en su carta en reconocer el daño causado, no hace referencias explícitas a las víctimas y sigue justificando su existencia por "el conflicto", que aún considera no acabado.

> La banda emite un comunicado por el Aberri Eguna en el que niega pretender negociar con el "insaciable"

La banda terrorista ETA ha emitido un comunicado publicado en el diario Gara con motivo del Aberri Eguna o día de la patria vasca en el que contextualiza su reciente entrega de armas y asegura que ahora es el momento de llevar a cabo un debate interno en el que las decisiones se tomen “entre todos sus miembros de cara a avanzar”. Así, sin una mención expresa a su disolución rechaza la motivación negociadora del desarme que denunció el Gobierno.

El presidente del PNV, Andoni Ortuzar, ha apostado por, "sin mezclar los planos desarme-presos", desmontar "sin complejos" la "excepcionalidad" que viven los reclusos de ETA, y ha reconocido que "detecta un cierto cambio en el Gobierno del PP de cara al futuro" que se irá "viendo cómo se fragua".

El Gobierno mantiene que los terroristas “no pueden esperar ningún trato de favor” ni mucho menos “impunidad” tras la escenificación del desarme de ETA. No obstante, desde el PP se ha reconocido que el tema de los presos se ha tratado con el PNV sin entrar a negociaciar.

El delegado del Gobierno en el País Vasco, Javier de Andrés, cree que ETA no va entregar armas que sirvan para esclarecer atentados que quedan por aclarar.

El alcalde de Hendaia, el socialista Kotte Ecenarro, ha dicho que el "Grupo de Luhuso" está convencido de que el desarme de ETA será "total y sin ninguna contra partida" y que no esperan "zancadillas" por parte de los gobiernos francés y español.

> "ETA ha decidido desarmarse unilateralmente; que lo haga y de paso que se disuelva", dice Rajoy
> 'Nada va a obtener de los demócratas, como no lo obtuvo por dejar de matar', dice Zoido

El Ejecutivo no se moverá un ápice en su política antiterrorista para gestionar el fin de ETA, a pesar del anunciado desarme. Este es el mensaje reiterado con distintas palabras por el portavoz del Gobierno, Íñigo Méndez de Vigo; por el ministro del Interior, Juan Ignacio Zoido, y por el propio presidente, Mariano Rajoy, a última hora de la tarde.

Estos fueron los comentarios oficiales que PSOE, Podemos e IU publicaron en Twitter, así como las reacciones de algunos de sus dirigentes destacados. En el caso de los candidatos a las primarias socialistas, el ex secretario general Pedro Sánchez fue el único que se había pronunciado sobre la noticia a primera hora de la tarde del viernes en dicha red social.

El lehendakari, Íñigo Urkullu, ha manifestado que el Gobierno Vasco ha estado “directamente informado” sobre el avanzado plan de desarme de ETA y ha reclamado a las autoridades españolas y galas “altura de miras” para gestionar lo que ha calificado de “objetivo de valor histórico”.

El presidente de la Conferencia Episcopal Española, Ricardo Blázquez, se ha cuestionado esta mañana por qué si la organización terrorista ETA ya ha anunciado el cese de la "violencia" o quiere "hacer política insertándose en la vida colectiva" no se disuelve, tras conocer el anunciado plan de desarme de la banda.

El anuncio de que ETA ha comenzado un desarme que concluirá el próximo 8 de abril ha sido acogido con cautela por parte del Gobierno. Su portavoz, Íñigo Méndez de Vigo, reclamó prudencia una y otra vez en la rueda de prensa posterior al Consejo de Ministros desde donde exigió a la banda terrorista el desarme, pero también la disolución.