www.diariocritico.com

Melilla

Asegura que la inmigración puede ser positiva, pero si es legal y viene por la "puerta", no por la "ventana"

El ministro del Interior, Jorge Fernández Díaz ha visitado esta semana Melilla, desde donde ha anunciado que va a solicitar a Marruecos un nuevo puesto fronterizo para la ciudad autónoma ya que por los tres que existen pasan a diario más de 30.000 personas. Ha asegurado además que la inmigración puede ser positiva, siempre que sea legal y controlada.

La Guardia Civil y las fuerzas de seguridad marroquíes evitaron en la noche de este sábado la entrada a Melilla de alrededor de 400 inmigrantes de origen subsahariano. El intento se produjo por la zona de Barrio Chino en torno a las 22,00 horas, aprovechando la ruptura de ayuno del mes de Ramadán.

La frontera entre Melilla y Marruecos ha permanecido cerrada este sábado cerca de dos horas, desde las 9.30 horas hasta las 11.30 horas aproximadamente, después de un intento de entrada masiva de inmigrantes, al parecer originarios de Siria.

> Visitó el CETI de Melilla con 1.300 inmigrantes, el triple de su capacidad

El ministro del Interior, Jorge Fernández Díaz, ha subrayado que "la Guardia Civil no hizo nada mal" en la tragedia en la que murieron 15 migrantes que intentaban alcanzar a nado desde Marruecos la playa ceutí de El Tarajal, un suceso del que hoy se cumple un mes. Asimismo, ha descartado enviar al Ejército a reforzar la frontera, ha anunciado medidas para fortalecer su seguridad y ha vuelto a llamar a un pacto de Estado de inmigración. Fernández Díaz también ha visitado el CETI de Melilla que casi triplica su capacidad, albergando ya 1.300 inmigrantes.

 Un coche 'kamikaze' intenta entrar con 17 subsaharianos a bordo

Las Fuerzas de Seguridad de Marruecos, en colaboración con la Guardia Civil, han impedido la entrada en Melilla de unos 800 inmigrantes que intentaron entrar en Melilla durante toda la madrugada y una patera con 20 personas indocumentadas, todos de origen subsahariano, según ha informado el coronel-jefe de la Guardia Civil en Melilla, Ambrosio Martín Villaseñor.

Entre 5  y 10 personas han llegado a suelo español

Unos 160 inmigrantes subsaharianos han intentado este lunes saltar la valla fronteriza que separa Melilla de Marruecos en dos nuevos asaltos en los han sido repelidos la mayoría de ellos, aunque entre cinco y diez personas han podido acceder a territorio español.

Un inmigrante que se encontraba subido a una farola situada junto a la valla que separa Melilla de Marruecos, a diez metros de altura, ha bajado voluntariamente después de más de cuatro horas en lo más alto, en las que se negaba a bajar por temor a no entrar en la ciudad española.

Una veintena de inmigrantes logra entrar en Melilla tras un nuevo asalto masivo a la valla

El Ministerio del Interior enviará con carácter urgente a Melilla a un total de 120 agentes, entre guardias civiles y policías nacionales, para reforzar la seguridad de la valla, informaron fuentes de Interior.

Unos 150 inmigrantes de origen subsahariano han conseguido hoy entrar a Melilla, el mayor número de los últimos meses, en un asalto masivo a la valla fronteriza entre la ciudad autónoma y Marruecos.

ACCEM-Castilla-La Mancha critica la medida

El responsable de la Asociación Católicas de Migraciones (ACCEM) en Castilla-La Mancha, Braulio Carlés, considera "vergonzosa e inhumana" la decisión de volver a colocar en la doble verja de Melilla las llamadas concertinas o cuchillas para impedir el paso de inmigrantes.

Cierran un principio de acuerdo

Los Gobiernos de España y Marruecos han llegado un principio de acuerdo para sacar de la Isla de Tierra, un islote de soberanía española situado junto a Alhucemas, a los casi 90 inmigrantes subsaharianos que se han ido instalado en ese enclave desde el pasado 29 de agosto, informaron fuentes gubernamentales.