www.diariocritico.com

Valle de los caídos

Después de que el Ejecutivo de Mariano Rajoy redujese a 0 la partida destinada a la aplicación de la ley de memoria histórica, el Gobierno de Pedro Sánchez ha anunciado que dedicará 15 millones de euros en los Presupuestos Generales del Estado a esa partida. Esta decisión llega en un momento de debate ya que el PP y Vox han pactado en Andalucía la derogación de esta ley.

El líder de Podemos, Pablo Iglesias ha criticado que la Audiencia Nacional "se desentienda del francotirador que quería matar al presidente porque no es terrorismo, mientras los titiriteros de Alkaeta, tuiteros y raperos sí fueron juzgados y algunos condenados y encarcelados". El pasado sábado, ante las peticiones de condena para los líderes del 'procès', Iglesias sacudió a la Justicia criticando que "los violadores de 'La Manada fueron condenados a 9 años de cárcel, y a Oriol Junqueras le piden 25 años".

La exhumación de los restos de Franco del Valle de los Caídos fue una de sus primeras propuestas cuando llegó al Gobierno tras la moción de censura contra Mariano Rajoy. Sin embargo, Pedro Sánchez, que pretendía sacar los restos del dictador el pasado mes de julio, ha reconocido ahora que la exhumación no se producirá antes de 2019, posiblemente en el mes de enero.

El Gobierno no se resigna a que los restos de Francisco Franco sean enterrados en la catedral de La Almudena, una vez sean exhumados del Valle de los Caídos. Aunque reconocen los "obstáculos" que la familia Franco está poniendo en el camino, insisten en que "no será enterrado en ningún sitio donde pueda ser enaltecido". Por ello, según ha avanzado la vicepresidenta, Carmen Calvo, se apuesta por modificar la Ley de Memoria Histórica, "que está en fase de enmiendas en su tramitación como proyecto de ley" para impedir que los restos del dictador "sean objeto de homenaje o enaltecimiento".

El Tribunal Supremo estudia un recurso presentado por la familia Franco que podría paralizar su exhumación del Valle de los Caídos.

> "Estoy dispuesto a sacrificarme por España", comentó a varios usuarios de un grupo privado de Whatsapp

La exhumación de los restos del dictador Francisco Franco en el Valle de los Caídos y su posterior inhumación están suponiendo un desafío para el Gobierno de Pedro Sánchez, que ha buscado la mediación del Vaticano. Sin embargo, la familia Franco insiste en que solo baraja dos opciones: mantener a Franco en el Valle de los Caídos o enterrarlo en la catedral de La Almudena, situada en pleno centro de Madrid. El Ejecutivo quiere impedir a toda costa, y en cumplimiento de la ley de Memoria Histórica, que Franco sea inhumado en La Almudena, y este jueves, el ministro de Fomento ha apelado directamente a la "humildad" de sus familiares "después de años de arrogancia, imposición y eliminación del discrepante".

> El Arzobispado de Madrid también dice que no ha llegado a ningún acuerdo con el Ejecutivo de Sánchez
> La vicepresidenta sigue asegurando que la Iglesia se comprometió a no inhumar a Franco en La Almudena

El Vaticano ha matizado las palabras de la vicepresidenta del Gobierno, Carmen Calvo sobre el compromiso de la Iglesia para no inhumar al dictador Francisco Franco en la catedral de La Almudena. La Santa Sede asegura que "no se pronunció en ningún momento sobre el lugar de la inhumación", aunque destaca que no se opone a que sus restos sean exhumados del Valle de los Caídos. Se trata de un nuevo jarro de agua fría al Gobierno, después de que el Arzobispado de Madrid también haya negado acuerdo alguno y haya recordado que la decisión corresponde al Ejecutivo y la familia.