www.diariocritico.com

Refugiados

La presidenta regional, Cristina Cifuentes, ha presentado este martes el proyecto de Ley de víctimas del terrorismo de la Comunidad de Madrid. Los supuestos están hechos a la medida de las víctimas de ETA en Madrid y de los ataques del 11-M. Esto deja sin posibilidad de reclamar ayudas, por ejemplo, a las víctimas extranjeras del terrorismo yihadista que hayan llegado a la región como refugiados. También, a quienes hayan sufrido atentados etarras fuera de Madrid y no puedan acreditar al menos dos años de empadronamiento antes de esos hechos.

Cuando faltan poco más de dos meses para que se acabe el plazo previsto por la Unión Europea, Amnistía Internacional exige una vez más a España que cumpla con los compromisos en materia de reubicación y reasentamiento de personas refugiadas en cumplimiento del Programa Nacional de Reasentamiento. La organización ha enviado una carta a la vicepresidenta del Gobierno, Soraya Sáez de Santamaría, en la que le recuerda que, si seguimos al ritmo actual, se tardarían más de 22 años en conseguirlo, puesto que solo han llegado 1.496 personas de las 17.337 previstas.

'Refugiadas': teatro político, en su mejor acepción. Es decir, nada sectario. Porque, el teatro no es solo un divertimiento, sino un espacio en el que hacerse preguntas, como las de este montaje: Y ¿si nuestro país entrará en guerra? ¿Si tuviéramos que escapar con lo que podamos llevar en nuestras manos? No tienes nada, has perdido todo y sólo te queda huir para ponerte a salvo. Estas sensaciones son las que quiere hacer llegar a los espectadores, el director, Alejandro Amaniel sobre un texto de Leticia Barros, que se basa en la realidad tras acoger a un sirio.

La polifacética cantante gaditana Paula Bilá, una especie de todoterreno musical, aporta su granito de arena con una canción y un vídeo para recordar la tragedia de tantos refugiados abandonados a su (mala) suerte en una Europa insolidaria. Como ella misma adelanta, quiere dar voz a "aquellas personas que no son escuchadas y que sufren a diario en el mundo, denunciando esta situación tan dramática".



> IU exige al Gobierno que garantice una solución que respete sus derechos

Las circunstancias de cada uno son distintas para perdir asilo político en España. Pero este medio centenar de saharauis, procedentes de los campos para refugiadas de Tindouf, en Al Aaiun (Argelia), tienen un denominador común: llevan cinco días encerrados, a la fuerza, claro, y en pésimas condiciones en la sala de Inadmisiones de la T3 del aeropuerto de Barajas, donde han comenzado una huelga de hambre porque se sienten abandonados por el Gobierno, porque pasan los días y salvo en el caso de siete de ellos -a los que se les ha denegado- sigue sin reponder a su petición.

Varias señales en la plaza de Ópera simbolizan los obstáculos a los que se enfrentan quienes huyen de la guerra y la persecución