www.diariocritico.com
     

Ocio > Teatro

  • El gran momento es el contacto del público con el material que uno hace
  • Cada espectador de teatro lleva dentro de sí a un director de escena

Alfredo Sanzol: 'Siempre que pierdo el humor me va fatal'
(Foto: Javier Naval)
El último premio que recibió Alfredo Sanzol (Madrid, 1972), fue el Premio Valle-Inclán de Teatro -el mejor dotado económicamente de los escenarios españoles-, por su puesta en escena de la obra La ternura (2017). Pocos meses antes había obtenido también el Nacional de Literatura 2017, en la modalidad de Literatura Dramática, por su obra La respiración (2016). Ambos los acogió con la misma alegría que serenidad porque sabe muy bien que ningún premio ni galardón podrá dictarle su próxima obra y que, como todas, tendrá que volver a enfrentarse a ella con el mismo vértigo que lo hizo en la primera.
Obra de teatro 'Luces de bohemia'
Obra de teatro 'Luces de bohemia' (Foto: marcosGpunto)
'7 años'
'7 años' (Foto: Sergio Parra)

  • "Hay un punto que da la videoescena que no lo dan las otras disciplinas del teatro"
  • "Algunos directores jóvenes quieren integrarla en sus montajes a toda costa, sin ningún tipo de medida..."
  • "En ciertos estamentos no hay un reconocimiento real del videoescenista"

Álvaro Luna: 'El cine o la televisión están mucho más maniatados que la videoescena'
(Foto: Javier Naval)
El profesor de la Université Laval de Québec (Canadá), Luis Thenon, hace sólo un par de décadas, acuñó un nuevo término que, desde entonces, no ha dejado de utilizarse -en mayor o menor medida- en las artes escénicas: la videoescena. Con él se aludía a la utilización de lo audiovisual en las artes escénicas. En general, con ese concepto se hace alusión al empleo de imágenes sobre una pantalla situada en el escenario, referidas a una situación o a un personaje, que vienen a ser una especie de huella de lo que fue, de lo que pudo haber sido, de lo que puede que sea..., pero no de lo que es porque eso ya está pasando en escena, en tiempo real y delante del espectador. La imagen sobre la pantalla se convierte así en un elemento significante y significador a través de un lenguaje expresivo cuya utilización comienza ahora a generalizarse sobre el escenario.
0,40625