2014-07-28 06:11:33
Diariocrítico
Especial Elecciones

Educación para la Golfería

Manuel Pascua Mejía 19/01/2013 12:04:38
Me ha costado entenderlo pero creo que ya conozco la respuesta universal: el problema no es la maldad circundante sino la educación recibida, una educación pacata, timorata, gazmoña, ñoña y melindrosa que me inculcó desde pequeñito que no se roba, nene caca; que no se miente, nene caca; que no se desprecia a los demás, nene caca; que no se hacen trampas, nene caca. Mi vida ya está perdida y me temo que seguiré pensando de forma tan funesta y poco edificante por el resto de mis días, el buen Dios quiera que no sean muchos pues cada uno de ellos es un sinvivir rodeado de ladrones, chorizos, estafadores, quinquis, timadores, randas, cortabolsas, rateros, cacos, bandidos, salteadores, forajidos, fulleros, chantajistas y, por supuesto, políticos.
 
Sí, el problema está en la educación y es el momento de arreglar el dislate. Es necesario cambiar el sistema educativo y el currículo académico. Las mates, todos lo sabemos, son la más odiada de las asignaturas, pero si la cambiamos por "Principios básicos de ingeniería financiera" tendría un éxito flipante. ¿Educación para la Ciudadanía? Ca, mejor "Educación para la Golfería". ¿Historia de las religiones? Venga ya, sustituyámosla por "Historia de los grandes golpes" y ahí se analizarían detallosamente casos antiguos como Sofico, Matesa, Filesa, Gescartera o Flick-i-Flock en un temario con fichas y DVD. En "Fisiología de los pelotazos" estudiaríamos a Conde y a De la Rosa y en "Arte contemporáneo" a Millet y la música clásica, a Luis Bárcenas y la pintura expresionista y apéndices como "Montajes que son obras de arte: el caso Urdangarín, los Reales Chanchullos o Cospedal guapita de cara".
 
En "Conocimiento del medio" se incluirían temas de enjundia como "Robo de bebés, un negocio redondo", "Roldán y la Guardia Civil", "Paesa y el Servicio Secreto Español" o "Zaplana y la política como atajo a la pasta". En Geografía Bursátil estudiaríamos el nacimiento de los grandes ricos, Creso, Midas, Los Reyes Católicos, Rotschild, Botín, la bondad de los jeques árabes, el caso especial Goldman Sachs y el narcotráfico después de Pablo Escobar: le-ga-li-za-ción.
 
En "Ética" el temario es claro: "Jodiendo a los de abajo", "mientras más arriba llegues más gente tendrás por debajo pa' tangar", "la política como coartada imbatible", "Partidos políticos y robo con escalo" y la asignatura de Informática, cosa más obsoleta brepordiós, se cambiaría por "Hacking, finance cracking y dígitos decimales primos".
 
En Formación Profesional hay que desarrollar mandos intermedios y módulos de FP 2 específicos: "Subvenciones: cómo conseguirlas y cómo embolsárselas, los casos del Lino y la Almendra o el emblemático "Cayetana, vieja y barragana". Habrá pasantías y aprendizajes con becarios especialistas en "Cambios necesarios en el código penal para seguir trincando", "Puntos a reforzar en el Estatuto del Político para evitar maltrato periodístico y pena de telediario tipo Bárcenas". Habrá asignaturas optativas monotemáticas: "La familia Rato, sucesores de los Borgia, y el Adelantado don Rodrigo", "Pujol, Pujola y Pujolet", "Camps y el sector textil", "Loh EREh andaluseh", "el chapapotiño de plastilinha", "Incendiando bosques para recalificar hectáreas" o "La inmobiliaria costera, esa gran desconocida".
 
Se trata de ganar la mayor cantidad de pasta en el menor tiempo posible y con el menor esfuerzo invertido, lo que se dice la esencia misma del Capitalismo. Lo que tenemos ahora es una fase germinal que debería llamarse El CaSpitalismo porque de lo burdo resulta casposo. ¿A qué Tures de Francia con tipos que no aguantan una subidita de ná? ¿A qué corredores de los 100 mts. lisos que tardan 9 segundos en recorrerlos? Es el momento de los Juegos Olímpicos Dopantes, patrocinados por fabricantes de anabolizantes, laboratorios farmacéuticos, fabricantes de equipamiento deportivo y traficantes varios: sería genial ver triples o quintuples con las canastas a 9 metros de altura en el basket, o subir al Everest en bici y fumao, realizar saltos de longitud de 15 metros, lanzar la jabalina a 600 metros y, claro, habrá que reconstruir  todas las instalaciones deportivas para reacomodarlas a los nuevos records. No me negaréis el espectáculo de un fútbol en el que Messi llevará zapatillas con propulsión de hidrógeno o al guarro de Pepe zapatos cuyos clavos inocularan anticoagulantes o células cancerosas.  
 
En fin, ahí queda la idea apenas esbozada. Doctores tiene el hampa gobernante para establecer bien bien pero requetebién esta nueva ética state of the art que, en realidad, no es nada nueva y solo sería el abandono de esa hipocresía falsaria del haz el bien y no mires a quien sustituyéndola por roba, tanga, cisca y abusa y no mires a quien salvo que sea político.

¿Quiere leer más artículos de Manuel Pascua Mejía?:
Más textos de: Manuel Pascua
Comentarios:
Publicar nuevo comentario



Comentarios desde Facebook:
Acerca de esta noticia en la Red
Cargando...