www.diariocritico.com

acercamiento de presos

> Exige al Gobierno de Sánchez que "no ceda al chantaje"

> El Gobierno se conforma con que Casado haga una oposición "leal en asuntos de Estado"
> Casado le repite a Sánchez que no caben "ni diálogo ni apaciguamiento con quienes quieren romper España"

Primer encuentro oficial entre el presidente de Gobierno, Pedro Sánchez y el líder del PP, Pablo Casado en Moncloa. Hace apenas dos meses, ninguno de ellos podía saber el giro que darían sus vidas hasta llegar donde están ahora, y quizás este sea el único nexo entre ambos, ya que a nivel político mantienen posiciones enfrentadas. Durante casi 3 horas, han compartido sus diferencias en asuntos como el conflicto catalán, la crisis migratoria, la política económica, educativa o penitenciaria, concretamente sobre el acercamiento de los presos de ETA a cárceles vascas.

El presidente del Gobierno, Pedro Sánchez recibirá en el Palacio de la Moncloa este jueves 2 de agosto al nuevo presidente del PP, Pablo Casado, en su primer encuentro oficial tras la victoria del 'popular' en el Congreso Nacional. Casado prometió una oposición responsable pero contundente, aunque desde su nombramiento ha arremetido duramente contra el Ejecutivo por sus decisiones en torno a la huelga de taxis, la crisis migratoria, el conflicto político catalán o el acercamiento de los presos de ETA a cárceles vascas.

El ex vicepresidente de la Generalitat, Oriol Junqueras, el ex conseller Raül Romeva y los líderes de ANC y Òmnium, Jordi Sànchez y Jordi Cuixart han llegado a las 13.30 horas a la cárcel de Lledoners, en Sant Joan de Vilatorrada (Barcelona), y se encuentran en el módulo de ingreso a la espera de pasar los trámites como la revisión médica, antes de ser conducidos a sus celdas individuales en el módulo 2. La ex consellera Dolors Bassa y la ex presidenta del Parlament, Carme Forcadell también han llegado pasadas las 15:30 horas a la prisión de Puig de les Basses, en Figueres (Girona), tras haber hecho una parada en la cárcel de Zuera.

> Celáa también aclara que "no habrá ni progresiones de grado ni excarcelaciones" de presos de ETA

El Gobierno de Pedro Sánchez ha eludido concretar las fechas en las que se producirán, por un lado, el traslado de los líderes independentistas a cárceles catalanas, y por otro, la inminente exhumación de los restos de Franco en el Valle de los Caídos. La portavoz del Ejecutivo, Isabel Celáa ha avanzado que los presos catalanes cumplen los requisitos para ser trasladados y ha reiterado la firme decisión del Gobierno "de exhumar los restos de Franco porque el Valle de los Caídos no puede tener o ser referente de la tumba de un dictador". Celáa ha aclarado que "no habrá progresiones de grado ni excarcelaciones" de presos de ETA, y ha asegurado que el Ejecutivo es "particularmente sensible con el horror sufrido por las víctimas" y que el acercamiento de estos presos será "individualizado, progresivo, transparente y empático con las víctimas".

> "Buena sintonía" entre el presidente y el lehendakari en su primer encuentro institucional

El presidente del Gobierno, Pedro Sánchez ha iniciado su ronda de contactos con los presidentes autonómicos con el lehendakari vasco, Íñigo Urkullu, con quien ha acordado abrir una vía de diálogo para abordar los asuntos pendientes, como el acercamiento de los presos de ETA a cárceles del País Vasco, o el traspaso de competencias como la gestión de la Seguridad Social, prisiones o de determinados tramos de autopista, entre otras. Ambos mandatarios han constatado la voluntad de mantener "una relación institucional normalizada y una dinámica de trabajo estable y constructiva".

> El ex presidente del PP vasco ha enviado una carta al ministro Marlaska

El eurodiputado del PP y ex presidente de los 'populares' vascos, Carlos Iturgaiz ha remitido una carta al ministro del Interior, Fernando Grande-Marlaska ante el acercamiento de dos presos de ETA, "acusados, entre otros delitos, de intentar asesinarme". Los etarras Olga Sanz y Javier Moreno son los primeros trasladados a la prisión de Basauri, en cumplimiento del tercer grado penitenciario tras haber cumplido 3/4 de su condena y tras haber pedido perdón a las víctimas y haber renunciado a la banda y la violencia. Iturgaiz asegura que "ninguno de ellos se ha puesto en contacto conmigo" para pedir perdón, según indica en su misiva dirigida a Marlaska.

Aunque el PP de José María Aznar autorizó el acercamiento de casi 200 presos de ETA cuando la organización aún se encontraba en activo, ahora muestra su oposición frontal e incluso 'amenaza' con "movilizar a las víctimas del terrorismo". Así lo ha avanzado el vicesecretario de Organización del PP, Javier Maroto, que ha querido advertir al presidente del Gobierno de que saldrán a la calle para protestar contra el acercamiento de presos de ETA a cárceles del País Vasco.

El delegado del Gobierno en el País Vasco, Jesús Loza avanzó que el Ministerio del Interior tiene la voluntad de acercar a presos de ETA a cárceles del País Vasco, aunque no concretó cuántos, ni cuándo y mientras algunos diarios como 'El Mundo' afirman que será este verano. Ante las informaciones publicadas en torno al inminente acercamiento de presos etarras a cárceles vascas, el PP ha pedido de la comparecencia "urgente" del ministro del Interior, Fernando Grande Marlaska, "para que explique si comparte la política que le está imponiendo Sánchez en materia de política penitenciaria". Así se ha pronunciado la portavoz del PP en el Congreso, Dolors Montserrat.

Ya han llegado a cárceles catalanas, concretamente a Lledoners y Puig de les Basses, los primeros 6 líderes independentistas que han sido trasladados desde Madrid. Desde que llegó a Moncloa, el Gobierno de Sánchez se ha mostrado partidario del acercamiento y ha dado los pasos necesarios para agilizar el procedimiento, con el objetivo de rebajar la tensión con el Govern, antes del encuentro de Sánchez con el president, Quim Torra. Aunque el acercamiento era una de las reivindicaciones del bloque indepedentista, Torra sostiene que los líderes soberanistas han de estar en la calle y sin "ninguna causa pendiente", al tiempo que le ha recordado a Sánchez que el traslado "no forma parte de ninguna negociación".

José Miguel Cedillo García es un huérfano de ETA, cuyo padre, el agente de policía nacional, Antonio Cedillo fue asesinado por la banda terrorista junto a cuatro compañeros más en una emboscada en Rentería el 14 de septiembre de 1982. Ante la polémica suscitada por el anuncio del acercamiento de los presos etarras a cárceles del País Vasco, Cedillo ha cargado contra aquellas asociaciones y partidos que "usan mi dolor y mi ausencia como cajero automático de votos o subvenciones", y ha aseverado "las víctimas no nos levantamos pensando en los acercamientos de presos sino en cómo subir la cuesta arriba que suponen los episodios más cotidianos de la vida".

El Gobierno y el PNV incluyen medidas como la "progresión de grado" de los presos etarras -lo cual podría derivar en su excarcelación- en el pacto de política penitenciaria que promoverá su acercamiento al País Vasco en aras de trabajar por la reinserción y la convivencia.

Mientras Pedro Sánchez se reunía en Moncloa con Íñigo Urkullu, Pablo Iglesias mantenía su primer encuentro con el president catalán, Quim Torra. En su encuentro, el líder de Podemos ha reiterado su defensa del "derecho de autodeterminación", aunque es consciente de que el Gobierno de Pedro Sánchez no está de acuerdo con la celebración de un referéndum en Cataluña. Sin embargo, Sánchez si estaría dispuesto a abordar el acercamiento de los presos a cárceles catalanas, según le ha trasladado Iglesias a Torra.

> El juez LLarena recuerda que no es su competencia, sino de la Dirección General de Instituciones Penitenciarias
> El Supremo vuelve a denegar las peticiones de libertad de Forcadell, Junqueras y Romeva

El mismo día que el ministro del Interior, Fernando Grande-Marlaska ha abierto la puerta al acercamiento de los políticos independentistas a cárceles catalanas, el juez del Tribunal Supremo, Pablo Llarena recuerda que esa no es su competencia y que corresponde al Gobierno, concretamente al Ministerio de Justicia, de quien depende la Dirección General de Instituciones Penitenciarias. Llarena ha dejado claro que la decisión no es suya en un auto en el que ha vuelto a denegar las peticiones de libertad de Carme Forcadell, Oriol Junqueras y Raül Romeva, al apreciar que "persiste el riesgo de reiteración delictiva y de fuga".