www.diariocritico.com

crisis migratoria

Los ministros de Interior de la Unión Europea han aprobado este jueves incrementar en 401,3 millones de euros el presupuesto europeo de este año para destinar más medios a la gestión de la crisis de refugiados, además de redirigir cerca de 200 millones ya presupuestados a ayudar a países como Turquía, Jordania o Irak a acoger a refugiados sirios y contener su tránsito a Europa.

La Comisión Europea (CE) ha abierto una investigación por 40 violaciones de la disposición sobre derecho deasilo que afecta a 19 países, entre ellos España, según informaciones que publica hoy el diario alemán "Die Welt" en su edición digital.

La vicepresidenta del Gobierno, Soraya Sáenz de Santamaría, ha anunciado este viernes la creación de una Comisión Interministerial para analizar la acogida de solicitantes de asilo y refugiados en España que reclama la Comisión Europea. Esta comisión convocará a la Conferencia Sectorial de Migraciones para estudiar con las comunidades autónomas y la Federación de Municipios y Provincias (FEMP) el modo de poner en marcha todo el proceso.

El presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, ha mantenido un encuentro bilateral este viernes con el primer ministro británico, David Cameron, en el que han tratado, entre otros asuntos, la crisis humanitaria en el Mediterráneo y el drama de los refugiados. Después de que el Gobierno anunciara la creación de una comisión interministerial con las comunidades autónomas para gestionar la acogida de refugiados, Rajoy ha asegurado que "España va a tener una postura constructiva y positiva y a todas las personas que tengan derecho a asilo se les va a atender y colaboraremos en ello con la Unión Europea".

> Nueve países, entre ellos España, habían pedido cambios para permitir "controles permanentes"

La Comisión Europea ha rechazado este lunes la posibilidad de introducir cambios en las normas que regulan el funcionamiento del espacio sin fronteras Schengen tras la petición de nueve países, entre ellos España, de estudiar cambios para permitir "controles permanentes" pero "únicamente donde sean necesarios" a raíz del ataque frustrado en el Thalys el pasado 21 de agosto.