www.diariocritico.com

juicio del procés

> Declaración del mando de la Guardia Civil que coordinó la investigación del 1-O

Nuevo varapalo al ex major de los Mossos, Josep Lluís Trapero en el juicio del procés. El mando de la Guardia Civil que dirigió como 'número 2' la investigación del 1-O le sitúa como figura "imprescindible en la estrategia independentista". En el Tribunal se ha vuelto a escuchar un testimonio que habla de pasividad de los Mossos en la jornada del referéndum, vigilancia a los Cuerpos y Fuerzas de Seguridad del Estado y avisos sobre su llegada a los colegios.

> "Aquello era literalmente un polvorín", ha afirmado en el juicio

El teniente coronel de la Guardia Civil que dirigió la investigación del referéndum soberanista del 1-O ha descrito como "insurreccional" el clima en Cataluña entre el 20 de septiembre y el 28 de octubre de 2017, en el 'otoño del procés'. En el juicio, ha ofrecido su relato sobre la investigación, así como sobre las acciones y 'escraches' contra la Guardia Civil y la Policía Nacional. Sobre el referéndum del 1-O, el teniente ha asegurado que era la "piedra angular" del desafío secesionista.

El teniente de la Guardia Civil al frente del registro de la consejería de Economía el 20 de septiembre de 2017 ha declarado como testigo en el juicio del procés ante el Tribunal Supremo. Su testimonio ha atribuido al ex presidente de la ANC, Jordi Sànchez el papel de "interlocutor de la masa" congregada, al tiempo que sostiene que la intendente de los Mossos, Teresa Plana siguió las instrucciones de Sànchez, que no tenía la intención de desalojar a los manifestantes.

El Pleno del Tribunal Constitucional ha decidido por unanimidad denegar la suspensión solicitada en el recurso de amparo promovido por Jordi Turull y Josep Rull contra el Auto de la Sala Especial del art. 61 de la Ley Orgánica del Poder Judicial del Tribunal Supremo, de 13 de septiembre de 2018, por el que se resolvían diversos incidentes de recusación contra magistrados de la Sala Penal del Tribunal Supremo.

> El número tres del ex ministro de Hacienda Cristóbal Montoro asegura que su control no era perfecto

El primer guardia civil en comparecer en el juicio del procés dio cuenta de la detención del exsecretario de Hacienda catalán, Josep Lluís Salvadó, y de los registros en la Conselleria de Economía el 20-S insinuando que hubo intención de destruir pruebas, y negando que la manifestación del exterior interfiriera en su labor o que los Mossos no colaboraran.

> Defiende que avisó a Puigdemont de los riesgos del 1-O y tacha de irresponsable a Forn
> Sobre lo ocurrido el 20-S, dice que se optó por sacar a la comitiva judicial por la azotea por rapidez
> El ex major asevera que el 1-O, "la mayor parte del orden público era de la Policía y de la Guardia Civil"

El ex mayor de los Mossos d'Esquadra, Josep Lluís Trapero, imputado en la Audiencia Nacional por rebelión, ha declarado que se implicó "personalmente" en el operativo del 20-S ante la Conselleria de Economía donde asegura que hubo durante todo el día un operativo de 300 agentes desplegados, pero que se optó por hacer salir a la comitiva judicial por la azotea por una cuestión de rapidez. Asimismo, aseguró haber seguido las órdenes judiciales para impedir el referéndum y descargó en la Policía Nacional y la Guardia Civil el grueso de la responsabilidad sobre orden público del 1-O. Trapero asegura que avisó al ex president Carles Puigdemont de los "riesgos para la seguridad" del 1-O y ha tachado de "irresponsable" al ex conseller de Interior, Joaquim Forn.

El responsable de la Policía Nacional durante el 1-O, Sebastián Trapote, y su homólogo en la Guardia Civil, el teniente general Ángel Gozalo, han comparecido como testigos en el juicio del procés que se lleva a cabo en el Tribunal Supremo coincidiendo ambos en apuntar a la inacción de los Mossos d'Esquadra como motivo que les impulsó a actuar en solitario para tratar de frenar el referéndum secesionista.

La secretaria del juzgado 13 Monserrat del Toro que se vio obligada a salir por la azotea de la Consejería de Economía el 20 de septiembre de 2017 ha narrado su experiencia ante el Tribunal Supremo que juzga el procés.

Ferrán López, número dos de los Mossos d'Esquadra el 1-O, aseguró que el ex president de la Generalitat, Carles Puigdemont, les respondió que declararía unilateralmente la independencia si llegaban a producirse episodios violentos entre votantes y fuerzas policiales como auguraba la policía autonómica.

El juicio del procés ha tenido como protagonistas en esta jornada a agentes de la Guardia Civil, que siguiendo el relato del jefe de la investigación del 1-O han descrito un clima de tensión en Cataluña antes y después del referéndum soberanista. "Hijos de puta", "fuera fuerzas de la ocupación", "fascistas", "os vamos a matar", son algunas de las expresiones que los testigos han empleado para referirse a la situación que vivieron, en la que sufrieron escraches y caceroladas.

Mientras se celebra el juicio del procés soberanista en el Tribunal Supremo, una cuarentena de senadores franceses han firmado un manifiesto en favor de los líderes soberanistas, en el que se condena la "represión" y se pide a Francia y a la Unión Europea "que intervengan para restablecer las condiciones de diálogo con el fin de encontrar soluciones políticas a un problema político". Aunque se trata de 21 de los 348 miemrbos del Senado galo, el relato independentista sobre el procés ha comenzado a calar.

Nuevas revelaciones sobre los planes de la Generalitat catalana en el procés soberanista catalán. En el juicio en el Tribunal Supremo, un cabo de la Guardia Civil ha desvelado el plan de financiación elaborado por la Generalitat para subsistir una vez declarada la independencia y proclamada la república. Según los cálculos del Govern de entonces, se requerirían 22.800 millones, de los que 11.000 se iban a solicitar a China.

Uno de los guardias civiles que han acudido a declarar al juicio del procés ha relatado ante el Tribunal Supremo que vio al actual president de la Generalitat, Quim Torra, salir de una de las naves en las que días después se incautaron 9 millones de papeletas del 1-O.

El último fichaje de Ciudadanos, Edmundo Bal, abogado del Estado que fue destituido por defender el delito de rebelión en el juicio que investiga el procés secesionista de Cataluña, ha acusado al Gobierno de eliminar deliberadamente "unos hechos sobre los que hay indicios ciertos" que favorecerían a las acusaciones del Tribunal Supremo.

> Asegura que la Guardia Civil registró la empresa sin orden judicial

Los responsables de Unipost aseguraron ante el Tribunal Supremo desconocer el contenido de las cartas que enviaba la Generalitat en el marco del referéndum del 1-O. Asimismo, quedó señalado un tal Toni como intermediario de la empresa con la Generalitat.

> El juicio del 'procés' tuvo su jornada más tensa durante la comparecencia de la secretaria judicial

La secretaria del juzgado 13 Monserrat del Toro que se vio obligada a salir por la azotea de la Consejería de Economía el 20 de septiembre de 2017 narró ayer miércoles su experiencia ante el Tribunal Supremo que juzga el procés, un testimonio que fue clave para probar que hubo delito de sedición en esa jornada, si es que no lo fue de 'rebelión'.

> "El dispositivo de los Mossos estaba encaminado a facilitar el desarrollo de la consulta en lugar de impedirla"
> Ha afirmado que en algunos casos, los Mossos intentaron "obstruir físicamente" la actuación policial
> "La relación con Trapero siempre fue difícil", ha aseverado el coordinador del dispositivo del 1-O

En una semana clave en el juicio del procés, ha llegado el turno del coronel Diego Pérez de los Cobos, que coordinó el dispositivo policial del 1-O, y a quien el ministro del Interior, Juan Ignacio Zoido responsabilizó de las decisiones policiales que se tomaron ese día. En su relato, ha cargado duramente contra los Mossos, a quienes ha acusado de pasividad y en algunos casos de "intentar obstruir" la actuación de las Fuerzas de Seguridad del Estado, así como de favorecer la consulta en lugar de impedirla. También ha negado que ese día se produjeran cargas policiales por parte de la Policía Nacional y la Guardia Civil.