www.diariocritico.com

juicio del procés

El independentismo tomó las calles de Barcelona este sábado para escenificar su rechazo al juicio del procés que arrancó esta semana en el Tribunal Supremo. Entre 200.000 y 500.000 personas se manifestaron justo una semana después de la concentración de PP, Cs y Vox en la plaza de Colón de Madrid que congregó entre 45.000 y 200.000 venidos de toda España.

El ex conseller de Interior, Joaquim Forn ha tomado el relevo al ex vicepresident Oriol Junqueras en el juicio del procés. Aunque coincide con Junqueras en que votar en un referéndum no es delito, Forn se ha desmarcado de la organización del 1-O y ha subrayado que su compromiso con el procés es solo "político". Según ha defendido, "nunca dió órdenes políticas a los Mossos" y atribuye la violencia de la jornada del 1-O "a la actuación errónea de los cuerpos de seguridad del Estado".

La secretaria de Estado, Irene Lozano ha desatado las críticas por su polémica comparación entre el referéndum soberanista del 1-O con una agresión sexual. "El sexo no está prohibido, igual que votar no está prohibido, pero no lo puedes hacer a la fuerza. Si no, sería una violación. Es lo mismo con la democracia", ha dicho Lozano en una entrevista en 'Sky News'.

> La euroorden de detención se retiró pero podría volver a activarse
> Puigdemont se muestra arrepentido de suspender la DUI

El ex president de la Generalitat, Carles Puigdemont, tiene previsto acudir a una conferencia sobre Cataluña el próximo lunes en el Parlamento Europeo. No obstante, si bien a día de hoy no pesa sobre él ninguna euroorden de detención -podría activarse en próximas semanas- el presidente de la Eurocámara podría cerrar las puertas de la institución si atiende a las solicitudes de PSOE, PP y Cs que alertan de su condición de huido de la justicia.

> 12 líderes soberanistas se sientan en el banquillo acusados de rebelión, sedición y malversación de fondos
> El juicio podría extenderse hasta 3 meses, aunque se quiere acabar cuanto antes para evitar las elecciones

Este martes 12 de febrero pasará a la historia como el día en el que comenzó el juicio del procés soberanista catalán, en el que 12 líderes independentistas, del Govern, el Parlament y las asociaciones independentistas, se sientan en el banquillo de los acusados. Se trata de un juicio tan trascendental como mediático que se prevé que dure alrededor de tres meses, por lo que podría quedar visto para sentencia antes de las elecciones de mayo.

El president del Parlament, Roger Torrent, ha emitido una dura declaración institucional previa al arranque del juicio del 1-O que tendrá lugar el próximo día 12 de febrero en la que ha descalificado el proceso porque considera que a los acusados se les "juzgará por sus ideas y no por sus acciones".

> El ex ministro de Hacienda, el lehendakari y el president del Parlament también serán testigos en el juicio

El Tribunal Supremo ha fijado el inicio del juicio del 'procès' el 12 de febrero. Lo hace por la petición de las partes, sobre todo de las defensas de los presos catalanes. El tribunal ha aceptado la declaración como testigos del ex presidente del Gobierno, Mariano Rajoy y su entonces 'número 2', Soraya Sáenz de Santamaría así como del ex ministro de Hacienda, Cristobal Montoro. Sin embargo, ha rechazado que el fugado ex presidente catalán Carles Puigdemont y el rey Felipe VI comparezcan en el juicio.

El Parlamento Europeo ha decidido "no autorizar" la conferencia del ex presidente catalán, Carles Puigdemont "por el alto riesgo que amenaza el mantenimiento del orden público". Puigdemont estaba invitado a participar con el president Quim Torra en una conferencia en Bruselas sobre el conflicto catalán, mientras se celebra el juicio del procés.

El ex vicepresidente de la Generalitat ha abierto las declaraciones de los 12 líderes independentistas en el juicio del procés. Respondiendo solo a las preguntas de su abogado, Oriol Junqueras se ha proclamado un "preso político" que "ama a España", al que juzgan por organizar un referéndum. "Votar no es delito, impedirlo por la fuerza, sí", ha manifestado durante su declaración.

> "Me considero un preso político", declara en el Supremo; "Amo a España", soltó en otro instante

El ex vicepresidente catalán Oriol Junqueras ha dicho durante la tercera sesión del juicio del 'procés' de Cataluña que "amo a España y a las gentes de España, claro que sí. Lo he dicho muchas veces porque es de verdad", ha añadido, para después destacar que está "convencido" de que "el mejor modo de garantizar la convivencia es un reconocimiento entre iguales que sea fruto de la voluntad democrática de los ciudadanos". "Y si perdemos, lo respetaremos, como siempre", ha subrayado.

> Moncloa, PSOE y Podemos dan por hecho que habrá elecciones
> Casado aprovecha el debate para atribuirse el juicio del desafío catalán

Este martes ha comenzado en el Congreso el debate de los Presupuestos Generales del Estado de 2019, aunque no han sido las cuentas las protagonistas de la jornada, ya que el debate político ha estado marcado por la idea del adelanto electoral y el juicio del procés. La ministra de Hacienda, en el último intento por evitar las enmiendas a la totalidad, ha acusado a PP y Cs así como a los independentistas de "vivir en la confrontación", al tiempo que ha reclamado "responsabilidad" para sacar adelante unas cuentas con el 57,3% de gasto social. Por el momento, los independentistas han dejado caer que ha comenzado la campaña electoral, y tanto el Gobierno como el PSOE y Unidos Podemos dan por el adelanto electoral ante el inminente fracaso en el trámite de los Presupuestos.

> El abogado de Oriol Junqueras, Andreu Van den Eynde, arranca el proceso hablando de "juicio político"

El juicio del 'procés', que para algunos ya es el juicio del siglo, ha comenzado este martes 12 de febrero a las 10:20 horas en el Tribunal Supremo para juzgar a los 12 procesados, 9 de ellos presos y 3 en libertad provisional.

El independentismo ha presentado su calendario de movilizaciones contra el juicio del 'procès', que arrancará el próximo 12 de febrero. A pesar de las discrepancias en el Govern y con las asociaciones soberanistas, el juicio contra los políticos catalanes ha unido al sector independentista, que lo considera un ataque contra los derechos civiles de los procesados.