www.diariocritico.com

resolución independentista del Parlamento de Cataluña

La portavoz del Govern, Neus Munté, ha afirmado este martes que la Generalitat seguirá aplicando la hoja de ruta soberanista, pese a la suspensión dictada el lunes por el Tribunal Constitucional (TC) sobre la decisión del Parlament de dar luz verde a un proceso constituyente que derive en la independencia de Cataluña.

La suspensión del Tribunal Constitucional de la resolución para la desconexión de Cataluña ya ha obtenido respuesta por parte de algunos partidos catalanes. Tanto el presidente del Generalitat, Carles Puigdemont, como portavoces de ERC y la CUP han avanzado que desacatarán las medidas judiciales que impliquen frenar el proceso independentista.

> Mientras la Fiscalía pide investigar a Francesc Homs por la consulta independentista del 9N

El Tribunal Superior de Justicia de Catalunya (TSJC) ha inadmitido sendas querellas presentadas por Manos Limpias y UPyD contra los promotores de la resolución del Parlament del 9 de noviembre para "el inicio del proceso de creación del Estado catalán independiente en forma de república" al no apreciar delito en ella. El tribunal considera que no puede haber acusación de rebelión, sedición o cualquier otro ilícito penal al no haber una llamada a la violencia.
  • 1

- Suspende la declaración de ruptura y abre la vía a las medidas penales

Los once magistrados que conforman el Tribunal Constitucional (TC) han acordado este lunes suspender la resolución por la que la semana pasada el Parlamento de Cataluña dio inicio al proceso de secesión y han dado el primer paso para adoptar, si se diera el caso, las medidas solicitadas por el Gobierno como la imposición de multas o la apertura de un procedimiento penal contra los responsables de la iniciativa parlamentaria.

> La Fiscalía pide investigar a 5 municipios catalanes por apoyar la resolución

Era de esperar, pero habái que escucharlo de manera oficial: el Pleno del Tribunal Constitucional ha estimado por unanimidad la impugnación presentada el pasado 11 de noviembre por el Gobierno y ha resuelto que la resolución independentista aprobada en el Parlamento de Cataluña, a instancias de Junts pel Sí y la CUP, para dar inicio a la ruptura con España es inconstitucional.