www.diariocritico.com
     

Ocio

'La manada': la procesión va por dentro
Desierto del Karoo (Sudáfrica). El sol cae a plomo sobre la tierra, las bestias y las personas. Allí no hay quien viva. Sin embargo, unos cuantos hombres y mujeres tienen allí su vida, su residencia y su trabajo. En otras palabras, su historia. Todo sucede allí, y desde hace muchos años, en una granja en donde los balidos de las ovejas y el ladrido de los perros que cuidan los rebaños y la casa se alternan con el sonido de los grillos y el de las cigarras… No es tan difícil imaginárselo porque no sucede algo muy distinto en plena península ibérica (pienso en aldeas de La Mancha, Extremadura o Andalucía entre las dos y las seis de la tarde de cualquier verano, en medio del campo, con más de 40 grados a la sombra).
Una vez realizado el cambio de hora, siga estos consejos para adaptarse
Todo llega. Y, una vez más, el cambio de hora es protagonista porque en la madrugada de este domingo 29 de octubre hemos atrasado los relojes una hora: así a las 3:00 pasaron a ser las 2:00. Esta modificación horaria, que se aplica fundamentalmente como medida de ahorro energético, suele generar durante los primeros días un impacto en nuestro organismo, potenciando la aparición de síntomas como la fatiga, el cansancio, la dificultad para conciliar el sueño y, en ocasiones, la ansiedad.
'Thor: Ragnarok': el dios del Trueno suelta chascarrillos
(Foto: Marvel)
Parece claro que, a pesar de que en su momento la crítica las puso por las nubes, todos estamos de acuerdo, los que las vimos y los que las hicieron (según el mandato de otros) que las dos primeras películas de Thor eran un tostón bastante interesante. Así que desde Marvel han decidido convertirla en el único producto decente que han sacado últimamente, 'Guardianes de la Galaxia'. Así que pasen y vean, 'Thor: Ragnarok', el Dios del Trueno suelta chascarrillos' o como tu superhéroe favorito intenta copiar los chistes de otros.
'La omisión de la familia Coleman': nada une más que la desgracia
El retrato de una familia hundida en la desgracia personal y colectiva que sobrevive como puede ante la adversidad acumulada día tras día, revés tras revés, deja atónito a un público que asiste concentrado y boquiabierto a una historia llena de vida en algún apartamento viejo y destartalado de una gran ciudad de la Argentina. Se trata de ‘La familia Coleman’, un texto tragicómico escrito y dirigido por Claudio Tolcachir (Buenos Aires, 1975), que puede verse en siete únicas funciones, del 24 al 29 de octubre, en los Teatros del Canal de Madrid.

0,59197998046875