www.diariocritico.com

libertad de expresión

C. Tangana ha cargado contra la monarquía para defender al rapero Valtonyc condenado a 3 años y medio de prisión por el contenido de sus letras. "El rey es un gilipollas y la madre del rey me come los cojones", manifestó ante los medios retando a la Justicia a meterle a él también en la cárcel.

El mensaje es claro: "rapear no es delito". El mundo del rap ha unido su voz para denunciar las condenas a Valtonyc, Pablo Hasél o 'La Insurgencia' por delitos de enaltecimiento del terrorismo o injurias a la Corona en las letras de sus canciones. Con el título 'Los Borbones son unos ladrones', que recuerda a una de las canciones por las que fue condenado Valtonyc, 13 raperos denuncian el retroceso en derechos fundamentales, al tiempo que cuestionan la igualdad ante la Justicia; "a la cárcel van los pobres, no la infanta Cristina". Con este desafiante grito, se solidarizan con sus compañeros y llaman a "tomar posiciones" y defender la libertad de expresión frente "a fiscales, jueces y Borbones".

Amnistía Internacional ha alertado en su último informe del aumento exponencial de los casos de judialización de libertad de expresión por considerarse delitos de enaltecimiento del terrorismo y humillación a las víctimas en España. Un caso a tener en cuenta en el resto de Europa ya que el próximo mes de septiembre se aplicará una directiva que incluye la "apología" como ejemplo de aspectos a penalizar en la lucha antiterrorista.

La Audiencia Nacional ha condenado a Pablo Rivadulla, conocido artísticamente como el rapero Pablo Hasel, a la pena de dos años y un día de cárcel y multas de 24.300 euros por delitos de enaltecimiento del terrorismo, con la agravante de reincidencia, e injurias y calumnias contra la Corona y las instituciones del Estado por el contenido de 64 mensajes publicados en Twiter y una canción en Youtube.

A raíz de la controversia generada por la censura de la obra 'Presos políticos en la España contemporánea' en la feria de arte contemporáneo ARCO, el presidente Ejecutivo de Ifema, Clemente Soler ha querido pedir disculpas, negando que se pretendiera ejercer ninguna censura. "No hubo mala fe en esta acción, y aceptamos las críticas recibidas, comprendiendo que debemos evitar en el futuro cualquier circunstancia de esta naturaleza", ha manifestado en un comunicado.

La polémica retirada de la obra 'Presos políticos en la España contemporánea' de Santiago Serra vuelve a encender el debate sobre los límites de la libertad creativa y de expresión tan de actualidad por asuntos como el secuestro del libro 'Fariña' o la condena al rapero Valtonyc. IFEMA ha confirmado que solicitó a la Galería Helga de Alvear que suprimiera la obra argumentando que restaba visibilidad al resto y que esta accedió a la petición.

La Audiencia Nacional ha dictado prisión provisional para Hamza Yalçin, un escritor sueco-turco de 59 años crítico con el gobierno de Erdogán que fue detenido en Barcelona en base a una orden internacional de detención por supuestos vínculos terroristas.

La propuesta de Unidos Podemos de una ley de igualdad LGTBI ha recibido críticas por incluir sanciones administrativas por hacer comentarios ofensivos "por razón de orientación sexual, identidad o expresión de género". El debate se ha trasladado ya al propio seno del partido, ya que el ex diputado de Podemos David Bravo ha cargado con dureza contra el partido contra lo que considera un intento de imponer otra 'ley mordaza'. Según Bravo, la finalidad de la ley no justifica que se intente limitar la libertad de expresión desde el poder político en lugar de desde la justicia. "Hasta aquí llegó Podemos para mi", ha comentado Bravo en su cuenta de Twitter.

Las redes sociales echan humo este fin de semana con lo que le ocurrió al cantante Evaristo Páramos, ex vocalista de La Polla Récords y líder de Gatillazo tras un concierto en el festival Primavera Trompetera. Aunque son muchos los rumores al respecto, lo cierto es que la Guardia Civil se personó en el concierto para retener al artista por las letras de sus canciones y proceder a su identificación, aunque no ha habido denuncia contra el veterano artista, según confirma 'Público'.

Roberto Mesa, un activista tinerfeño, ha sido detenido por supuestas injurias a la Corona, Policía y Guardia Civil. Al parecer, el joven habría cargado contra las fuerzas de seguridad en las redes sociales y habría escrito en su cuenta de Facebook: “Los Borbones, a los tiburones”. Se reabre con este caso el debate sobre los límites de la libertad de expresión.

La censura del libro 'Fariña', la retirada de la obra 'Presos Políticos' de ARCO, y la sentencia de 3 años y medio de cárcel para el rapero Valtonyc son los últimos ejemplos de la situación que atraviesa la libertad de expresión en nuestro país, y que han llevado a Izquierda Unida a presentar una proposición de ley para derogar 4 artículos del Código Penal; los que tipifican delitos contra los sentimientos religiosos, injurias a la Corona, ultrajes a la patria e injurias a miembros del Gobierno y de otros órganos e instituciones. Además, la formación de izquierdas critica "el uso arbitrario del delito de enaltecimiento del terrorismo, y exige su derogación porque "ya existen otros artículos para perseguir estos delitos".

La Sala II del Tribunal Supremo ha confirmado la condena de 3 años y medio de cárcel que la Audiencia Nacional impuso a José Miguel Arenas Beltrán, 'Valtonyc'. El rapero ha sido condenado "por delitos de enaltecimiento del terrorismo, calumnias e injurias graves a la Corona, y amenazas no condicionales, por el contenido de una serie de canciones de las que era autor y que subió a Internet, donde eran accesibles de forma gratuita". Pese a que apeló a la libertad de expresión y alegó que el lenguaje propio de este estilo musical es "extremo, provocador y alegórico", el Supremo ha rechazado tales argumentos, de forma que el rapero irá a prisión por las letras de sus canciones.

El intento de golpe de Estado que tuvo lugar en verano de 2016 en Turquía sigue haciendo estragos en un país que ha restringido, aún más, los derechos y libertades fundamentales. Entre las víctimas de la represión destacan los profesionales de la comunicación, y es que más de 120 periodistas han sido encarcelados desde el intento de golpe de Estado, según denuncia Amnistía Internacional (AI) con motivo del Día Mundial de la Libertad de Prensa.