www.diariocritico.com
     

Ocio > Toros

Ponce brindó su segundo toro a su subalterno Marianín de la Viña
Ponce brindó su segundo toro a su subalterno Marianín de la Viña (Foto: taurinomanchega2)

Albacete: triunfos de Roca Rey y de un Ponce ¡¡¡que se arrimó!!!

Noticia, noticia taurina de portada: Enrique Ponce se pegó un arrimón de pie y de hinojos en su segundo animal, más novillo que toro, como todo el pésimamente presentado encierro de Daniel Ruiz, con los que se simuló la suerte (mejor, desgracia) de varas, y cortó dos generosas orejas. No es novedad, en cambio, el triunfo similar en trofeos de un Roca Rey arrollador. Ni que El Juli se motivara ante el éxito de sus compañeros y echara una oreja en su esportón. Eso no puede hacer olvidar que con las figuras desapareció el trapío habitual en la Nueva York de la Mancha y apareciese el medio toro. Y no olé.
Pinar cita con el capote a su primer enemigo
Pinar cita con el capote a su primer enemigo (Foto: Taurinomanchega2)

Albacete: un gran Pinar suma (otra Puerta Grande) y sigue

Por méritos propios y sumando dos orejas nada paisanas y que se le habrían concedido de forma parigual en cualquier coso, Rubén Pinar volvió a dar otro aldabonazo con una nueva salida a hombros en Albacete a base de buen toreo. La antítesis de un teatrero Fandi, que logró una de escasa importancia (y petición). Con un encierro de Torrealta noblón y soso, aunque de enorme trapío y ofensivas defensas, completó la terna Antonio Ferrera, que dejó algunos detalles sueltos.

Sergio Felipe muletea a su primer novillo
Sergio Felipe muletea a su primer novillo (Foto: Tauromanchega2)

Albacete: Felipe y De Manuel se salvan de la moruchada de los Lozano

Días de mucho, vísperas de nada. O de casi nada. Tras el interesante festejo del lunes, también con protagonistas del escalafón novilleril, llegó este martes el petardazo ganadero de dos de las divisas de la familia Lozano, a la par empresarios del bello coso neomudéjar. A cuyos descastados bicornes hicieron frente el reaparecido local Sergio Felipe, que cortó la única oreja del aburrido festejo; el jovencísimo Francisco de Manuel, que pudo hacerlo de no marrar con las armas toricidas, y Toñete, sin opciones en su lote.
El espíritu y las casi irrepetibles formas toreras de Dámaso González, al que la cornada del cáncer se llevó para siempre hace un año, alumbraron la primera novillada del abono gracias a otro coletudo local, José Fernando Molina, que en su debut con los del castoreño pegó un aldabonazo con un triunfo macizo de tres orejas y la correspondiente Puerta Grande. El otro debutante alumno de la Escuela Taurina, Adrián Villalba, que perdió un trofeo con la tizona, y el también paisano Cristián Pérez, fueron ovacionados. Todo ante un interesante y encastado, en diversos matices, encierro de José Manuel Collado con trapío de toro.

Descastada corrida de Miura en la primera del abono

Dos formas distintas de alcanzar el triunfo: por la calidad o por la entrega no exenta de intentos y logros de ortodoxia. Cual aconteció en el primer festejo del largo abono albaceteño con Pepe Moral, que abrió la Puerta Grande, en un premio quizás excesivo, y el albaceteño Sergio Serrano, que echó en su esportón una oreja frente a una áspera y descastada corrida de Miura con la que se estrelló Octavio Chacón frente a un lote de mucho peligro.

Un abono de 10 festejos con variedad de encastes, presencia de las figuras y los toreros emergentes

Una feria con buenos carteles de coletudos y presencia de cuatro encastes ganaderos ofrece el tradicional abono de la Nueva York de la Mancha, léase Albacete. Sí, porque, utilizando la frase bíblica, "muchos son los llamados y pocos los elegidos". Los públicos llamados a las ferias de importantes plazas de primera y segunda, donde les dan gato por liebre, léase toro. Y pocos los elegidos para disfrutar de bicornes de excelente presentación, sea cual sea la divisa, sean cuales sean los matadores. Y el ciclo albaceteño, con unas interesantes y variadas combinaciones también este año, puede presumir y presume del toro con trapío de coso de primera en la mejor plaza teóricamente de segunda. Y olé.

Crónica de Miguel Ángel de Andrés

David Lopez recorre el ruedo con las dos orejas del quinto novillo
David Lopez recorre el ruedo con las dos orejas del quinto novillo (Foto: Luis Checa)

Colmenar Viejo: broche de oro a la Feria de con salida a hombros de Diego García y David López

En una tarde de mucha autenticidad, se dio la vuelta al ruedo a dos novillos de Ángel Luis Peña

La plaza de la Corredera de Colmenar Viejo está situada en un altozano al pie de la Sierra de Guadarrama, con vientos dominantes del noroeste que limpian con prontitud los negros nubarrones taurinos como los que ayer, que oscurecieron el panorama y el prestigio de esta plaza, con toros muy mal presentados y con grandes sospechas de haber sido humanizados sus pitones. Este último día de Feria, el miércoles 29, ha sido todo lo contario, la luminosidad de la casta de los erales de Ángel Luis Peña.
Peor, imposible. O casi. Porque el hierro de Valdefresno pegó uno de los petardos más sonados que se recuerdan en Colmenar Viejo. Además, por triplicado: por la presentación anovillada en general de sus toros; por el nulo juego, casta y fuerza de los mismos, y por unos pitones más que sospechosos de fraude (como el de la foto, lidiado en tercer lugar). Con semejantes bichos, salvo en algún pequeño detalle, se estrellaron Ferrera -que sustituía a Castella-, Perera y Del Álamo.El banderillero Javier Valdeoro resultó cogido,de pronóstico resevado, por el primero.
En el país de los ciegos, ya se sabe que el tuerto es el rey. Un tuerto con mucha vista y mucho valor para marcar diferencias con las figuras, a las que apabulla casi todas las tardes. Como este lunes en Colmenar, donde, trofeos aparte, fue el único que hizo el toreo, eso sí, como Ponce y Padilla, con el medio toro en este caso de Miranda y Moreno, tan lejos de aquellos, ¡ay! perdidos buenos tiempos de este coso y su otrora exigente afición.
No tenía previsto hacer el paseíllo en la segunda plaza más importante de la Comunidad madrileña, tras la cátedra de Las Ventas, claro, la de Colmenar Viejo, pero la sustituxión de Cayetano, todavía lesionado, le permitirá este lunes a Juan José Padilla, en su año de retirada de los ruedos, despedirse de la afición de La Corredera.

Tradicional corrida del 15 de agosto

JUan Ortega pasea el trofeo que cortó a su primer enemigo.
JUan Ortega pasea el trofeo que cortó a su primer enemigo. (Foto: Plaza1)

Las Ventas : oreja para el arte de Juan Ortega y también buena tarde de Espada

Pepe Moral se estrelló con el peor lote de un buen encierro de Valdefresno y Fraile

Aprovechar la oportunidad. Es lo que cascabeleó Juan Ortega en la cátedra venteña, donde sorprendió más que gratamente con un toreo artístico que le valió una oreja de peso. También brilló la ortodoxia de Espada que anduvo cerca de obtener otro trofeo, mientras que Pepe Moral se estrelló con un lote sin fuerzas, la excepción de un buen encierro de las divisas hermanas de Valdefresno y Fraile Mazas.
Pablo Mora da la vuelta al ruedo a la muertes de su segundo novillo
Pablo Mora da la vuelta al ruedo a la muertes de su segundo novillo (Foto: Plaza1)

Pablo Mora, el menos malo, vencedor de las novilladas de promoción en Las Ventas

Importante novedad para la Feria de Otoño: los puestos en los carteles se sortearán en público

Tranquilas pueden estar las figuras del escalafón superior si los que pueden, y deben, tomar el relevo son tan vulgares como los tres coletudos que compitieron -es un decir- en la finalísima de las novilladas de promoción venteña. Un concurso que ganó el menos malo de la terna, Pablo Mora, que así se mete en los carteles de Otoño, que tendrán la novedad del sorteo de sus puestos entre todos los contratados. Sus compañeros, Alejandor Fermín y Rafael González anduvieron todavía peor, desaprovechando en conjunto un noble y más que toreable encierro de Espartaco.
0,34375