www.diariocritico.com

financiación ilegal del PP

La noche del sábado, entre las 21 y las 23 horas, la fachada de la Casa de la Panadería de la Plaza Mayor de Madrid, se transformó en una 'pantalla' en la que se proyectó un vídeo con los famosos 'papeles de Bárcenas', así como una imagen de Pedro Sánchez y Albert Rivera, acompañada de la frase: 'no te conformes'. Aunque el Ayuntamiento de Manuela Carmena no se ha pronunciado al respecto, desde el PP exigen explicaciones a la alcaldesa. Esta mañana, ha quedado confirmado Podemos está detrás de la proyección, ya que han compartido en las redes sociales, la 'versión extendida' del vídeo con la frase: 'Que no vuelvan'.

El que fuera responsable de Orange Market, Álvaro Pérez, conocido como 'El Bigotes', ha cargado contra el eurodiputado del PP, Esteban González Pons, y ha lanzado una advertencia al líder del partido, Pablo Casado en su comparecencia, desde prisión, en la comisión que investiga el caso Taula en el Parlamento valenciano.

El PP de Esperanza Aguirre utilizó una empresa pantalla a la que llamó 'Paquí Pallá SL' para falsificar facturas de su financiación irregular. Así lo ha revelado un informe de la UCO relacionado con el caso Púnica que apunta a que Aguirre se presentó a las elecciones de 2011 con un gasto que doblaba lo permitido por ley, y utilizó empresas pantalla entre las que se encontraría esta, de nombre tan apropiado. Las reacciones no se han hecho esperar en las redes sociales, donde se acumulan los memes y bromas sobre el nombre elegido por los 'populares'.

Ciudadanos ha presentado en el Congreso su dictamen de conclusiones a la comisión de investigación sobre la financiación del PP. En el texto admite que la formación actuó como organización que se lucró de fondos de empresas a cambio de licitaciones de obra pública y que sus dirigentes se repartieron sobresueldos de la 'caja B' de Génova, dando por sentado que la cúpula del partido tuvo por fuerza que ser partícipe de los delitos.

El PP utilizó una red de empresas pantalla, facturas falsas y un desvío irregular de fondos desde las cuentas de gastos corrientes para cubrir los gastos electorales de la campaña de 2011 con la que Mariano Rajoy llegó a la Moncloa, según se desprende de un informe de la Guardia Civil.