www.diariocritico.com

Parlament Cataluña

> "El Gobierno, la Fiscalía y el Tribunal Supremo han desoído al Constitucional"
> La ex presidenta del Parlament asegura que no participó ni dirigió "ninguna estrategia" hacia la independencia

La ex presidenta del Parlament, Carme Forcadell ha sido la última procesada en declarar en el juicio del procés. Forcadell ha optado por responder a las preguntas de la Fiscalía y la Abogacía del Estado, que solicitan penas de 17 y 10 años de prisión respectivamente para la política. En el interrogatorio de la fiscal Consuelo Madrigal, Forcadell ha asegurado que nunca participó ni dirigió ninguna estrategia hacia la independencia de Cataluña, aunque ha defendido la legitimidad de la hoja de ruta secesionista, amparada en el "mandato democrático".

El president del Parlament, Roger Torrent, ha emitido una dura declaración institucional previa al arranque del juicio del 1-O que tendrá lugar el próximo día 12 de febrero en la que ha descalificado el proceso porque considera que a los acusados se les "juzgará por sus ideas y no por sus acciones".

Los partidos independentistas perderían la mayoría absoluta si se celebrasen las elecciones autonómicas hoy, según un sondeo de NC Report, publicado por 'La Razón'. Cs lograría la victoria en votos, pero se queda en segunda posición en escaños (37), ya que ERC lograría 38, mientras JxCAT se desploma, perdiendo 11 escaños respecto a los últimos comicios. Los socialistas conseguirían dos escaños más, hasta los 19, mientras que PP y CUP quedarían empatados con cinco diputados.

No hay dos sin tres. El Parlament intentará por tercera vez poner en marcha un mecanismo para facilitar el camino a una hipotética investidura telemática del ex president de la Generalitat, Carles Puigdemont.

> Considera que la resolución del Parlament es un nuevo intento de iniciar el procés

El Gobierno recurrirá al Tribunal Constitucional la resolución del Parlament de Cataluña que reprobó al rey Felipe VI por "sentido de Estado". Así lo ha anunciado la ministra portavoz, Isabel Celaá, tras la reunión del Consejo de Ministros quien expresó su respeto a la opinión contraria emitida por el Consejo de Estado que entendía que sólo debía responderse por la vía política.

> La crisis se plasma en las votaciones: ni reivindicación de la autodeterminación ni reprobación del Rey

La ruptura total del bloque independentista ha quedado patente en la votación en el Pleno del Parlament de varias resoluciones impulsadas o respaldadas anteriormente por JxCat y ERC. La crisis independentista que ha dinamitado la mayoría absoluta en el Parlament, se ha saldado con propuestas rechazadas, entre las que destacan la reivindicación de la autodeterminación de Cataluña y la reprobación del rey Felipe VI.

La líder de C's en Cataluña, Inés Arrimadas ha aprovechado su turno de réplica al president Quim Torra en el Parlament para desplegar la bandera de España y acusar al soberanismo de las retiradas y quemas. "Cuando ustedes y sus colegas del CDR queman y descuelgan banderas lo hacen porque esta bandera representa la igualdad, la solidaridad y la unidad de 47 millones de personas". Su gesto ha sido aplaudido por su grupo, mientras que tanto el PSC como los partidos independentistas consideran que "aviva el conflicto".

El Tribunal Constitucional ha declarado nula la ley aprobada por el Parlamento catalán sobre asociaciones de consumidores de cannabis, alegando que, dado que se trata de una sustancia estupefaciente, corresponde al Estado la competencia en materia penal. La decisión unánime del Pleno recuerda también la anulación de la Ley Foral de 2014 a este respecto.

Junts Per Catalunya y la CUP pidieron ayer que el Parlament vote si se suspende o no a los seis diputados afectados, es decir, si se acata o no la orden del juez.

El presidente del Parlamento catalán, Roger Torrent pidió al Tribunal Supremo que permitiese la comparecencia de los ex consellers encarcelados en la comisión de investigación sobre la aplicación del artículo 155 en Cataluña. El Supremo ha rechazado la petición debido al "inminente" arranque del juicio del 'procès'.

> La decisión llega a una semana del Consejo de Ministros en Cataluña

El Pleno del Tribunal Constitucional ha decidido por unanimidad estimar parcialmente el recurso del Gobierno planteado contra la moción que el Parlament aprobó el pasado mes de julio insistiendo en defender el camino hacia la independencia de Cataluña pese a la labor de las instituciones del Estado.

Aunque se trata de una declaración institucional de carácter simbólico, el Ayuntamiento de Barcelona se ha sumado al rechazo del Parlament al rey Felipe VI por su "posicionamiento ante el conflicto catalán". En esta ocasión, el texto ha sido presentado por la CUP, pero ha contado con el respaldo de Barcelona En Comù, PDeCAT, ERC y dos concejales no adscritos. La declaración también defiende la "abolición de una institución caduca y antidemocráctica como la monarquía". Precisamente hoy, mientras el Ayuntamiento celebraba su Pleno, el Gobierno de Pedro Sánchez ha anunciado que recurrirá la reprobación del Rey ante el Tribunal Constitucional, pese a la oposición del Consejo de Estado.

El Consejo de Ministros ha acordado solicitar, con carácter de urgencia, un dictamen al Consejo de Estado para decidir si recurre ante el Tribunal Constitucional la resolución del Parlament contra el Rey y en favor de la abolición de la monarquía. La portavoz del Gobierno, Isabel Celaá espera que la respuesta del máximo órgano consultivo vaya en consonancia con las tesis del Ejecutivo, aunque ha recordado que en cualquier caso sus dictámenes no son vinculantes.

El presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, calificó como "inadmisible" la resolución votada ayer en el Parlament que rechaza y condena "el posicionamiento del Rey Felipe VI y su intervención den el conflicto catalán". La iniciativa, que salió adelante con los votos de JxCat, ERC y los comunes frente al rechazo de PP, PSC y Cs y la abstención de la CUP, reivindica también los valores republicanos y apuesta por "la abolición de una institución caduca y antidemocrática como la monarquía".

> JxCAT cede ante ERC para que los diputados suspendidos soliciten la delegación del voto

Aunque las discrepancias en el bloque independentista son cada vez más patentes, Junts per Catalunya (JxCAT) y Esquerra Republicana (ERC) han llegado a un acuerdo sobre la suspensión de los diputados presos y fugados ante la amenaza del fin de la legislatura. JxCAT ha cedido ante los republicanos, imprescindibles para garantizar la gobernabilidad y ha aceptado que los diputados suspendidos por el Tribunal Supremo soliciten la delegación de sus votos.

> PP y C's han abandonado el hemiciclo y la CUP ha votado en contra

El Pleno del Parlament ha rechazado suspender a los diputados procesados por el Tribunal Supremo, pero ha aceptado la delegación de sus votos en otros miembros de sus formaciones. Esta contradictoria decisión, apoyada únicamente por JxCAT y ERC, supone en la práctica que los diputados presos y fugados mantienen su acta pero delegan el voto. La CUP ha votado en contra al considerar que supone acatar el auto del juez Pablo Llarena, mientras que los diputados del PP y C's han abandonado el hemiciclo y el PSC no ha participado en la votación.

El Tribunal Supremo ha desestimado los recursos de apelación de los cinco procesados en la causa del 'procés' que se encuentran en prisión, así como del ex president Carles Puigdemont, fugado en Bruselas. De esta forma, el tribunal confirma la suspensión de los 6 como diputados en el Parlament argumentando que se trata de una medida proporcionada "a la gravedad de los hechos".

El juez del Tribunal Supremo, Pablo Llareno ha decretado la suspensión de los diputados procesados por rebelión que se encuentran en prisión (Oriol Junqueras, Räul Romeva, Jordi Turull, Josep Rull y Jordi Sànchez) así como del fugado ex president catalán, Carles Puigdemont, a quien declara en "rebeldía". Los 6 diputados que han sido suspendidos no podrán votar en los plenos, por lo que si no son sustituidos por otros integrantes de sus candidaturas, el bloque independentista perderá la mayoría absoluta en el Parlament.