www.diariocritico.com
     

Ocio > Toros

Los dos rejoneadores son sacados a hombros de Las Ventas
Los dos rejoneadores son sacados a hombros de Las Ventas (Foto: Arjona)

San Isidro: triunfalista mano a mano de Diego Ventura, con tres orejas, y Leonardo Hernández, con dos

Percance de Espada, con traumatismo, y oreja a la heroica para Joselito Adame el sábado

Diego Ventura sigue acumulando triunfos en Madrid, donde con la de este domingo ya suma un total de 14 salidas a hombros por la Puerta Grande. En un mano a mano triunfal, y triunfalista como es habitual con el público festivo y nada exigente, Ventura cortó una oreja a su primero, dos a su segundo y fue ovacionado con el terceo. Mientras que Leonardo Hernández, ovacionado en su segundo, cortó una de los otros dos, por lo que también salió a hombros. Con lleno en los tendidos se lidiaron toros, reglamentariamente despuntados, de los tres hierros de Niño de la Capea: Carmen Lorenzo, San Pelayo y El Capea, que dieron juego.

Pase cambiado de Castella a l bravo 'Hebrea', al que cortó una oreja.
Pase cambiado de Castella a l bravo 'Hebrea', al que cortó una oreja. (Foto: Arjona)

San Isidro: gran corrida de Jandilla que sólo aprovecha un gran Sebastián Castella

< Oreja para el francés ante un toro de vuelta al ruedo; grises Rivera Ordóñez y López Simón

“Dios te libre de un toro bravo en Madrid” decía uno de los más grandes coletudos de la historia, Juan Belmonte. Salvo que, salvando las distancias de tiempo, bicornes y estilos, el que lo enfrente sea también una figura con muchos otros triunfos en Las Ventas. Como Castella, que supo dar réplica a ‘Hebrea’ –sí, vaya nombrecito- el más bravo de un excelente encierro de Jandilla-Vegahermos con una faena de altos quilates. Muy por debajo anduvieron Rivera Ordóñez y López Simón.

Ginés Marín, a hombros camino de la Puerta Grande
Ginés Marín, a hombros camino de la Puerta Grande (Foto: Arjona)

San Isidro: Ginés Marín se consagra con un artístico faenón de Puerta Grande

Todo llega. Aunque hubo que esperar media feria. Pero valió la pena para disfrutar de una actuación redonda, artística y de altos quilates del confirmante Ginés Marín, que ante el único toro encastado, brilló en grado máximo con la pañosa y confirmó, además de la alternativa, que lleva dentro un gran torero. El resto del encierro con menores exigencias confirmó también la clase del otro doctorando Álvaro Lorenzo y sirvió para que El Juli cortara una oreja muy barata comparada su labor con la de Marín.
 Natural de Talavante ante el toro que le hirió
Natural de Talavante ante el toro que le hirió (Foto: Arjona)

San Isidro: oreja de mucho peso para un Talavante, artista, valeroso… y herido

Talavante está en la cumbre desde el año pasado. Aunque otros lleven el apellido, el auténtico rey actual de la tauromaquia es el extremeño. A sus ya habituales armas de talento y creatividad para torear con clasicismo y arte, unió este miércoles la valerosa entrega en grado máximo para continuar lidiando y brillando frente a su exigennte y encastado segundo, a pesar de la cornada de 20 centímetros que le infirió el burel. La oreja que se llevó con él a la enfermería era de mucho peso. Juan Bautista y Roca Rey apuntaron 'cositas' ante lotes menos exigentes de una corrida de Cuvillo interesante.
Fortes torea al natural y de rodillas a su primer enemigo
Fortes torea al natural y de rodillas a su primer enemigo (Foto: Arjona)

San Isidro: los hermanos Fraile nos atacan con una insufrible moruchada de sus dos divisas

> La terna de Luque, Fortes y Leal, se estrella con un encierro de antitoros

Va a ser casi imposible sufrir un espectáculo tan horroroso como el de este jueves en lo que resta de abono. Va a ser casi imposible aguantar que coincidan en un mismo festejo 8 antitoros, como los 8 moruchos, 8, de 4 divisas, 4, que desfilaron por la pasarela venteña para sufrimiento de los coletudos –Luque, Fortes y Leal-, impotentes ante estos regalitos de los hermanos Fraile en dos de sus divisas y de los sobreros de Adelaida y Carriquiri. Y también para el público que salió con un bajonazo virtual tras aguantar más de dos horas y media de tedio, de un festejo de encefalograma plano.
Ajustado recorte capotero de Colombo a su segundo enemigo
Ajustado recorte capotero de Colombo a su segundo enemigo (Foto: Arjona)

San Isidro: lección del 'teniente' Colombo a los 'soldados rasos' Aguado y Serna

Un novillero a la antigua, más o menos. Y dos a la posmoderna (y perdonen el palabro). El venezolano Jesús Enrique Colombo, que debutaba en la cátedra venteña, demostró que con sus lógicas imperfecciones, quiere ser figura o al menos vivir de su profesión, siendo el protagonista positivo del festejo en el que dio una aplaudidísima vuelta al ruedo. En cambio sus compañeros de cartel, los sevillanos Pablo Aguado y Rafael Serna, parece que ya tienen varios cortijos por sus actuaciones escasas de entrega. Todo ante un noble encierro de El Montecillo muy aptos para el triunfo.
Morenito lancea a la verónica al toro al que cortó una oreja
Morenito lancea a la verónica al toro al que cortó una oreja

Un reportero taurino, en San Isidro: "Miedo escénico y satisfacción interior"

Cuando una llega a las Ventas queda impresionado por la envergadura de la plaza y ya dentro, la severidad como costumbre: “¡usté no puede entrar hasta que sean las seis en punto de la tardeee!. Y sin falta medio minuto, pues te fastidias!...Acostumbrado a trabajar en las precarias condiciones de la Monumental de Barcelona para hacer las crónicas: había una especie de despacho vetusto, decimonónico, con foto de diestros fallecidos o ya retirados. Y una vulgar máquina de escribir Olivetti. Era todo con lo que contaban, aparte de dos teléfonos…En el fondo, es que en aquella casa los periodistas eran los que “no contaban”…

Uno de los actos más relevantes, dentro de la interesante programación cultural de Las Ventas coincidente con la Feria de San Isidro, fue el coloquio, coordinado por Paco Aguado titulado 'Manolete: el hombre y su tiempo'. Los invitados fueron de lujo: Agustín Parra “Parrita”, torero retirado; José María Montilla(ex torero y periodista); el director de cine Agustín Díaz Yanes,y el doctor en Historia y traductor Fernando G. Viñas.
Ferrera torea al natural a su segundo enemigo, al que cortó una oreja
Ferrera torea al natural a su segundo enemigo, al que cortó una oreja (Foto: Arjona)

San Isidro: Antonio Ferrera corta oreja en otra tarde insufrible

Si Antonio Ferrera no hubiera estado presente en el decimonoveno festejo de San Isidro, los pocos aficionados que quedan en la plaza de Madrid se habrían marchado a casa vacíos de toda emoción, con una mezcla de tristeza y cabreo por el rumbo que está tomando esta feria. Porque, una tarde más, la emoción brilló por su ausencia. Una tarde más se lidió una corrida mal presentada que no tuvo un ápice de sangre brava en las venas. Para no romper el sino del presente ciclo, el encierro de Las Ramblas fue manso, blando y descastado. Una corrida infumable a la altura de las últimas lidiadas por la divisa albaceteña en esta plaza.

Ovacionados, Cartagena y Hernández

> En la anterior corrida a pie hubo cara y cruz de la Fiesta: gran faena de Talavante y cogida grave de Javier Jiménez

Inasequible al desaliento y a los números de récord. Así es el indiscutible número uno del toreo a pie, Diego Ventura. El caballero se dedica a coleccionar Puertas Grandes de Madrid. Y con la de este sábado ya tiene 13. Ante una corrida -reglamentariamente despuntada- mansa y de escaso juego de Los Espartales, superó todas las dificultades y cortó una oreja en cada toro. Por debajo anduvieron sus compañeros, Andy Cartagena, cuyo balance fue de silencio y ovación, y Leonardo Hernández, ovacionado en los de su lote. La plaza registró un lleno de 'no hay billetes'.

El pésimo balance estadístico en cuanto a trofeos de lo que es hasta este jueves, en una feria vulgarísima, con una sóla oreja en seis festejos a pie, mejoró algo con la que cortó, sin demasiado fuste, David Mora en su segundo burel. Ni el trofeo tuvo peso ni la estadística de dos trofeos en siete corridas ante 42 toros es presentable. Con otro encierro descastado de Parladé y Montecillo, nada destacable aconteció y poco pudieron hacer Curro Díaz y Fandiño.

Tomen nota. Algo imprevisto y, por tanto, noticioso. David Fandila ‘El Fandi’, torero que no gusta nada a la parte exigente de la afición madrileña como el sanedrín sabio del 7 y otros similares esturreados por todo el graderío, fue el protagonista de la tarde en cuanto al espectáculo. Y a punto estuvo de cortar una oreja. Sin embargo, la verdad del toreo la festoneó José Garrido, de nuevo mal a espadas. Con un encierro noblote y mansote pero con diversas peculiaridades de Fuente Ymbro, Perera pasó de puntillas.
0,421875