www.diariocritico.com
     

Ocio > Toros

Peor, imposible. O casi. Los griios de 'toro,toro', cuando los que saltan a la arena son los otrora terroríficos miuras, fueron el mejor resumen del plúmbeo festejo que cerró una Feria, una Feria más. El petardo del hierro este domingo fue desde su presentación anovillada a su flojera -dos fueron devueltos por esta causa y debieron serlo todos- y a su falta de casta. Ante este saldo, poco pudieron hacer Rafaelillo y Rubén Pinar. El otro petardo del apellido fue para Dávila Miura, que se enfrentó a dos sobreros, de Buenavista y Ventorrillo, a los que se les caían las orejas y con los que fue incapaz de lucirse.
Sergio Galán sale a hombros de Las Ventas
Sergio Galán sale a hombros de Las Ventas (Foto: Arjona)

San Isidro: gran actuación de Sergio Galán, que corta tres orejas y sale a hombros

San Isidro: Ferrera se inventa una faena en una mala corrida de ‘adolfos’

El último espectáculo de rejoneo del ciclo isidril fue triunfal para Sergio Galán, que cortó tres orejas y salió a hombros por la Puerta Grande de Las Ventas. Una oreja obtuvo Lea Vicens en el último de la tarde tras ser silenciada en el otro de su lote, mientras que el otrora rey del toreo a caballo, Pablo Hermoso de Mendoza, que no atraviesa su mejor momento, fue silenciado en ambos. Se lidiaron toros despuntados reglamentariamente de Fermín Biohórquez con lleno de 'no hay billetes'.

Ya en el festejo anterior a pie, la semana torista que suele cerrar el ciclo isidril y llevaba un buen balance general en festejos en los que siempre pasó algo, en cuanto al juego de los bicornes y/o la acertada respuesta de sus antagonistas, rompió el encanto se rompió en la penúltima –nos queda los miuras este domingo 11- con un encierro del otrora triunfador Adolfo Martín, descastado e imposible para el triunfo. Lo sufrieron Antonio Ferrera, que al menos se inventó una pequeña faena con su segundo a base de técnica y oficio, Juan Bautista y Manuel Escribano.

Juan del Álamo sacado a hombros de Las Ventas
Juan del Álamo sacado a hombros de Las Ventas (Foto: Arjona)

San Isidro: Puerta Grande, muy grande y justa, para Juan del Álamo

Le llamaban Trinidad. Pero debió ser lo único que no le llamaron a un usía famoso por sus desafueros en el palco venteño desde hace muchos años, Trinidad López- Pastor, que a la faena más redonda, clásica y maciza del serial –sin olvidar la de Ureña dos días antes-, de Juan del Álamo ante 'Licenciado', un alcurrucén encastadísimo y exigente, rematada con un estoconazo a ley que ya de por sí valía una oreja, sólo le otorgó un trofeo. Pero hubo justicia poética, porque el salmantino, a base de bemoles –por no escribir lo malsonante otro-, arrancó otra oreja del peligroso último, y salió en volandas por esa puerta de los sueños. Con un encierro de mucho interés, El Cid se tapó con una labor aseada ante el también encastado cuarto y Joselito Adame fracasó.
Aguilar muletea a ese gran toro que fue 'Liebre', premiado con vuelta al ruedo
Aguilar muletea a ese gran toro que fue 'Liebre', premiado con vuelta al ruedo (Foto: Arjona)

San Isidro: una gran corrida santacolomeña de Rehuelga que se fue sin torear

El debut isidril de la divisa de Rehuelga, perteneciente a esa saga de buenos ganaderos, guardianes de la sangre santacolomeña, que son los Buendía alcanzó una alta nota de sobresaliente. Porque los cinco ejemplares lidiados festoneaban con la sagrada magia de la casta, a la que se unió su pelea en el caballo desplazándose de lejos, ofreciendo la belleza del cada día más difícil de ver tercio de varas, y sin abrir la boca ni una sóla vez. Diríase que murieron con las botas puestas. Y sobre ellos alcanzó la matrícula de honor el quinto, ‘Liebre’, premiado con vuelta al ruedo, quizás excesiva. El público, atento siempre a lo que acontecía en el ruedo, se divirtió. No la terna de Robleño, Pérez Mota y Aguilar –en menor medida- que se fueron de vacío desaprovechando una gran oportunidad que quizás no se repita.

Qué bella y emocionante es la Fiesta cuando se da en su integridad. En la de un toro bravo y fiero y un coletudo no menos, que se juega la vida armado de un engaño de tela para crear arte. Cual aconteció con el tercer Victorino, ‘Pastelero’, y ese torero de corazón y pureza que es Paco Ureña, al que una vez más la fallaron las armas toricidas. En un encierro desigual de de Galapagar, Talavante aprovechó la bondad de ‘Murmullo’ para cortar su tercera oreja de la Feria, y Urdiales, con el peor lote, demostró que está en sus horas más bajas.

Gómez del Pilar pasea la oreja que le concedieron de 'Burlito'.
Gómez del Pilar pasea la oreja que le concedieron de 'Burlito'. (Foto: Arjona)

San Isidro: Gómez del Pilar corta una orejita a un gran toro de Dolores Aguirre

La fallecida Dolores Aguirre, una de las ganaderas con más personalidad, como muchos de sus toros, más queridas por la conspicua afición madrileña, fue homenajeada este lunes por el tercero de la tarde en que volvía, siete años después, a lidiar una corrida en San Isidro. 'Burgalito' fue un animal bravo y encastado con el que no se entendiño del todo Gómez del Pilar, acusando lo poco que actúa, pero que se llevó una oreja, muy protestada, eso sí -o sea, una orejita-. Alberto Lamelas apuntó detalles y el lote de Rafaelillo no le permitió lucimiento.
No sólo tienen su corazoncito y son hijos de Dios, sino que algunos –no muchos, la verdad- aportan más torería que los matadores e incluso las figuras. O sea, los subalternos. Uno de ellos, ese extraordinario rehiletero que es Fernando Sánchez, de la cuadrilla de Javier Castaño, fue el protagonista positivo de la tarde luciéndose con los palitroques en sus dos toros. El descastado encierro de Cuadri no dio opciones ni al ‘jefe’ de Sánchez ni a Venegas ni a Robleño, que recogió la única ovación de los matadores, que además se vieron muy molestados por el viento.
Juan Miguel muletea al novillo al que cortó una oreja
Juan Miguel muletea al novillo al que cortó una oreja (Foto: Arjona)

San Isidro: oreja y percance de Juan Miguel en la última novillada del abono

San Isidro: al mejor Ponce le regalan una oreja y la Puerta Grande

Una de las mejores versiones de Enrique Ponce de los últimos años en Madrid sorprendió el viernes por su entrega y decisión, y ya menos por un toreo de sentimiento y desmayo, de muchos quilates en su primero al que cortó una oreja. Volvió a estar muy en novillero con el otro, protestado por inválido, al que realizó una faena desigual, ya de cuidador, eso sí, con magníficos muletazos pero también enganchonesy que no remató bien con la espada. Pero la sorpresa llegó cuando desde el palco el usía disparó el moquero en el tiempo añadido, casi en el arrastre, y regaló al valenciano una segunda oreja que le valía para salir a hombros. Con una corrida interesante de Domingo Hernández, David Mora fue ovacionado sin más y Varea confirmó alternativa sin más. En la novillada de este sábado, con reses de Flor de Jara de juego desigual, Juan Miguel cortó una oreja, Ángel Sánchez fue ovacionado con el sobrero de Dolores Rufino y Alejandro Marcos fue silenciado. Juan Miguel fue atendido de puntazo corrido en rodilla derecha, con hematoma encapsulado que se drena parcialmente. Contusión cervical, pendiente de estudio radiológico. Pronóstico reservado.

Manzanares, Cayetano, que volvía a Madrid, y Galdós, que confirmaba, se van de vacío

El regreso de Manzanares, un año después de su excelsa faena de 2016, y el de Cayetano un lustro después se fue por las cañerías del sopor merced al fracaso del encierro de inválidos de Juan Pedro Domecq, además muy mal presentados. Tampoco pudo destacar el toricantano Joaquín Galdós, en un festejo que, al menos, fue breve.
Roca Rey carga la suerte y se luce al natural ante el toro al que cortó una oreja
Roca Rey carga la suerte y se luce al natural ante el toro al que cortó una oreja (Foto: Arjona)

San Isidro: triunfan Roca Rey, Perera, Plácido Sandoval y ‘Cojito’ (un toro)

El santo patrón, que examina el estado de la Fiesta años tras año en su abono, ha tardado tres semanas y 21 citas, sin contar los festejos de los mal llamados ‘caballitos’ o de rejoneo, en regalarnos una corrida muy interesante en conjunto y en la que pasaron muchas cosas, casi todas buenas. Porque cortaron una oreja Roca Rey y Perera (en orden de méritos), salió un toro muy bravo -¡noticia, noticia!- de nombre Cojito dentro de un encierro de Victoriano del Río que dio juego excepto el último, y también se lució un picador -¡noticia!-, Plácido Sandoval ‘Tito’. El único que desmereció fue López Simón.

Gaonera de Carretero al novillo que abrió festejo
Gaonera de Carretero al novillo que abrió festejo (Foto: Arjona)

San Isidro: novillada de triunfo... sin triunfadores

> Valadez, Carretero y Younes se van de vacío a pesar de las facilidades del encierro de Montealto

Una terna de novilleros punteros y placeados no dieron con el tono, ni el timbre, para desorejar a un encierro noblón y colaborador de Montealto, que, con la excepción a medias del último, se lo puso fácil. Pero ni Leo Valadez, ni Diego Carretero, en mayor medida, ni Andy Younes, aprovecharon esta excelente oportunidad, que con la repercusión mediática de San Isidro habría significado un fuerte aldabonazo en sus carreras.
Natural de Gonzalo Caballero a su primer toro
Natural de Gonzalo Caballero a su primer toro (Foto: Arjona)

San Isidro: un jabato caballero frente a un elefante con cuernos

> Nuevo petardo del hierro de Pereda que pocas opciones dejó a Morenito, Fandiño y Caballero

No. No es la sección de zoología, ni de sucesos. Es lo que aconteció para cerrar una poco interesante función táurica en el festejo del ciclo isidril de este liunes. Porque en último lugar apareció un zamacuco con pinta y tamaño elefantiaco y nada que ver con el 'bos taurus primigenius', al que se enfrentó con valor, como un jabato, Gonzalo Caballero, que lo tumbó de una certera estocada válida para certificar la vuelta al ruedo. Con un encierro descastado en general de Pereda, Fandiño cumplió y Morenito apuntó a ráfagas su concepto artístico.
0,40234375