www.diariocritico.com
     24 de mayo de 2022

Omega IGF

Estados Unidos y sus aliados están coordinando nuevas sanciones a Rusia después de que Moscú reconociese como independientes dos regiones del este de Ucrania. Ayer ya se anunciaron algunas. Reino Unido anunció sanciones contra cinco bancos, todos ellos pequeños prestamistas. Por parte de la UE habrá restricciones a los bancos implicados en la financiación de actividades separatistas, además de restringir la capacidad del Estado y el gobierno rusos para acceder a los mercados de capitales y financieros y a los servicios de la UE.

Por su parte, Washington, según fuentes, ha preparado medidas para perjudicar a la economía rusa, que cortarían las relaciones bancarias de "corresponsalía" entre algunos bancos rusos y bancos estadounidenses que permiten los pagos internacionales. Los grandes bancos rusos están profundamente integrados en el sistema financiero mundial, lo que significa que las sanciones podrían repercutir mucho más allá de sus fronteras. Según datos del Banco Central de Rusia, el total de los activos y pasivos extranjeros de la banca rusa ascendía a 200.600 millones de dólares y 134.500 millones de dólares, respectivamente, y la parte en dólares estadounidenses representaba alrededor del 53% de ambos.

Estados Unidos y la UE ya han impuesto sanciones a los sectores de la energía y la defensa de Rusia. Ayer, el canciller alemán paralizó la certificación del gasoducto Nord Stream 2. Desde la Comisión Europea se señala que el suministro energético de Europa no se vería afectado si se detuviera el gasoducto ya que aún no está en funcionamiento.