www.diariocritico.com

Alemania

El juez Pablo Llarena ha informado a Alemania que, para evitar lo que consideran un error de interpretación de las autoridades belgas, el auto de procesamiento contra Puigdemont que sustenta la euroorden de dentención (OED) librada el pasado 23 de marzo es equiparable a una orden de detención y por tanto cumple los requisitos de la decisión Marco relativa a la orden de detención europea.

> Los magistrados no consideran razonable la comparación del 'procés' con unas revueltas en Frankfurt
> En su auto, también rechazan la puesta en libertad de Jordi Sànchez

El Tribunal Supremo avala la existencia de indicios del delito de rebelión por el que el juez Pablo Llarena ha procesado a 13 líderes independentistas, en un auto en el que rebate los argumentos del tribunal alemán que estudia la extradición de Puigdemont. El Alto tribunal rechaza la comparación del 'procés' con las revueltas organizadas contra la ampliación del aeropuerto de Frankfurt, al tiempo que defiende que hay indicios de delito de rebelión, porque "parece que se ha atacado la soberanía nacional y la unidad territorial de la Nación española". El Supremo vuelve a rechazar el recurso de Sànchez contra la decisión de Llarena, que denegó su puesta en libertad así como el permiso para acudir al Pleno de investidura.

> Anuncia que se muda provisionalmente a Berlín

El ex president de la Generalitat Carles Puigdemont compareció ante los medios en Alemania y explicó detalles de su captura así como su paso por la prisión. Una vez más reclamó al Gobierno un cambio de actitud para encauzar en la vía política la crisis del procés y ha insistido en la legitimidad de Jordi Sánchez para ser investido en el Parlament.

El ex presidente catalán, Carles Puigdemont ha abandonado este viernes la prisión alemana de Neumünster, después de que el juzgado de Schleswig-Holstein decretara su puesta en libertad bajo fianza de 75.000 euros. En declaraciones a los medios de comunicación, que esperaban su salida, un Puigdemont triunfante ha lanzado un mensaje a la Justicia española: "Es una vergüenza para Europa tener presos políticos". El ex president ha exigido la "liberación inmediata" de los miembros del Govern cesado y los líderes independentistas encarcelados, y ha pedido diálogo al Gobierno para encontrar "una solución política" al conflicto catalán.

El ex president de la Generalitat, Carles Puigdemont, continuará preso la Semana Santa. La decisión sobre su posible extradición no se resolverá, como mínimo, hasta principios de la semana próxima. Mientras tanto, la tensión en Cataluña va en aumento con protestas de los autodenominados Comités de Defensa de la República.

El ex president de la Generalitat, Carles Puigdemont ha sido detenido este domingo en Alemania tras cruzar en coche la frontera desde Dinamarca. Su detención se ha producido tras la activación el pasado viernes de la euroorden dictada por el Tribunal Supremo. Cuando se ha confirmado esta información, han comenzado las reacciones en los partidos políticos, que van desde el rechazo a su detención a la celebración. Por el momento, ni el PSOE ni el PSC se han pronunciado al respecto.

El presidente del Parlament, Roger Torrent, se enfrentó el martes a críticas por parte de miembros del Círculo de Directivos de Habla Alemana, durante una comida en el Círculo Ecuestre de Barcelona.

El líder del PSOE, Pedro Sánchez ha intervenido este domingo en el congreso del SPD y ha aprovechado su intervención para cargar contra el independentismo y lanzar una advertencia a la Unión Europea. "El desafío secesionista en Cataluña no es solo una amenaza para la integridad de España. También es una amenaza para el proyecto europeo en su conjunto. Son los valores europeos los que están en juego", ha alertado Sánchez desde Alemania, donde precisamente se encuentra el ex presidente catalán, Carles Puigdemont.

El juez del Tribunal Supremo Pablo Llarena estudia presentar una cuestión prejudicial ante el Tribunal de Justicia de la Unión Europea (TJUE) de Luxemburgo tras la negativa de la Audiencia de Schleswig-Holstein de entregar a Puigdemont por el delito de rebelión, que no existe como tal en el ordenamiento jurídico alemán.

La Audiencia Territorial de Schleswig-Holstein (Alemania) ha decidido dejar en libertad bajo fianza al ex presidente catalán, Carles Puigdemont, y descarta el delito de rebelión que figura en la orden de extradición de España. Puigdemont, que ha pasado los últimos 12 días en prisión, podría abandonar la cárcel una vez haya abonado la fianza de 75.000 euros.

> Su abogado confirma que "regresaba a Bélgica para ponerse a disposición de la justicia belga"

El ex president de la Generalitat, Carles Puigdemont, ha sido retenido por la policía alemana tras cruzar en coche la frontera desde Dinamarca, según ha confirmado su propio abogado Jaume Alonso-Cuevillas. En contra de lo que se creía, Puigdemont no había llegado a Bélgica aún, y ha sido en este viaje de vuelta cuando los agentes alemanes le han interceptado en la localidad de Schuby.

El ministro de Economía, Luis de Guindos, será el nuevo vicepresidente del BCE sin haber tenido siquiera que someter su candidatura a votación en la reunión del Eurogrupo. Todo gracias a la retirada de última hora de su rival, el irlandés Philip Lane, que ha evitado que quedara en evidencia la división de opiniones sobre la idoneidad de escoger al español por su perfil marcadamente político. Pero, ¿esto a cambio de qué?

La canciller alemana, Angela Merkel, logró ayer un acuerdo para reeditar la gran coalición con el SPD, que ganará peso en el futuro Gobierno y cuyo líder, Martin Schulz, deberá ahora convencer a sus militantes para que den luz verde al pacto. El acuerdo sienta las bases para el gobierno "estable" que necesita Alemania y que "muchos en el mundo esperan", subrayó Merkel. Por su parte, Schulz destacó que el pacto marca un "cambio de rumbo" en la política europea, a favor de aumentar sus contribuciones al presupuesto comunitario y de crear un fondo monetario europeo.

> El SPD da la mano a Merkel escenificando su profunda división

Los socialdemócratas alemanes han dado luz verde a la propuesta de negociar una nueva 'gran coalición' con la CDU de Angela Merkel. Una decisión que ha sido adoptada por la mínima: sólo obtuvo el 56% de los apoyos.